29 de marzo de 2020
 
Publicado 27/02/2020 17:53:31CET

Torra reivindica la reapertura de la delegación en Lisboa ante "intentos de castigar a Catalunya"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la reapertura de la delegación del Govern en Lisboa.
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la reapertura de la delegación del Govern en Lisboa. - GENERALITAT

Bosch: "Borrell ha perdido la guerra" porque quiso anular las delegaciones catalanas

BARCELONA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha reivindicado este jueves la reapertura de la delegación del Govern en Lisboa (Portugal), "pese al intento de castigar a Catalunya cerrando delegaciones internacionales": la de Lisboa abrió en 2015 y se cerró en 2017 durante la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

"Catalunya quiere estar presente en el mundo y continúa posicionándose como un país abierto y europeo que mantiene relaciones de colaboración y confianza con otros países", ha dicho Torra al inaugurar la nueva sede de la delegación, según ha informado la Conselleria de Acción Exterior en un comunicado.

El proceso no ha sido fácil porque el Gobierno central "ha estado intentando vetar, mediante recursos presentados por el Ministerio de Asuntos Exteriores a los tribunales, la apertura de numerosas delegaciones", ha asegurado junto al conseller de Acción Exterior, Alfred Bosch; el delegado, Rui Álvaro Serra da Costa Reis, y la secretaria de Acción Exterior y de la UE, Mireia Borrell.

Torra ha garantizado que Portugal es prioritario para Catalunya: "Queremos continuar consolidando esta relación, potenciando las operaciones económicas y financieras", así como reforzando la presencia de organizaciones y empresas catalanas en Portugal, y fortaleciendo vínculos culturales y la colaboración entre ejecutivos e instituciones.

Portugal es el Estado con más empresas catalanas --son casi 1.000-- y el cuarto en el que más exporta Catalunya, ha resaltado: "Me complace ver que las relaciones económicas se refuerzan con los lazos culturales", como la futura firma de un acuerdo del Instituto Camões y el Institut Ramon Llull, y la exposición 'The Catalan Language, 10 milion European voices', promovida por Plataforma per la Llengua y que se abre este mismo jueves.

El presidente ha expresado su agradecimiento al Parlamento portugués por la resolución que aprobó en marzo de 2018 para pedir al Gobierno central una solución política a la situación de Catalunya, y la firma de unos 60 políticos e intelectuales del manifiesto 'Por la democracia y las libertades en Catalunya'.

BOSCH Y EL DIÁLOGO

Bosch ha recordado a su predecesor en el cargo, el exconseller encarcelado Raül Romeva, y ha defendido tras la primera reunión la mesa de diálogo entre el Gobierno central y el de la Generalitat: "Debe haber una resolución de este conflicto político a través del diálogo, que debe llevar a una solución democrática".

"Tenemos que pasar de los tribunales a las urnas, y de las prisiones al voto", ha proclamado Bosch, tras lo que ha celebrado la reapertura de una delegación que cree que no se debería haber cerrado nunca, porque es una necesidad, ha dicho.

Con esta reapertura, el Govern cuenta con 15 delegaciones en el exterior en funcionamiento: "Borrell ha perdido la guerra", ha dicho Bosch en referencia al exministro y ahora Alto Representante de Política Exterior de la UE, porque las quiso anular pero no lo consiguió, según él.