Actualizado 23/11/2008 12:58 CET

La UB, la UAB y la UPC acumulan un déficit de casi 200 millones de euros

BARCELONA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Universitat de Barcelona (UB), la Autònoma (UAB) y la Politècnica de Catalunya (UPC), las tres universidades catalanas más grandes y antiguas, acumulan un déficit de 192,3 millones de euros, según cifras del ejercicio económico de 2007 facilitados por cada centro.

Según datos a los que ha tenido acceso Europa Press, la UAB acumula un déficit presupuestario de 20 millones de euros, mientras que a fecha de 31 de diciembre de 2007, el de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) fue de 72,3 millones de euros.

No obstante, el caso de la Universitat de Barcelona (UB) es el más acusado, ya que tiene un déficit de 100 millones de euros acumulado. Esta universidad genera anualmente, unos 20 millones de déficit, según datos recientes.

No obstante, como la actividad de las otras universidades arroja, normalmente, cifras positivas, el déficit suele quedar compensado y descender la suma total. Precisamente, en el ejercicio de 2004-2005, todas las universidades catalanas sumaron un endeudamiento de 117,5 millones de euros gracias al superávit del resto de universidades públicas, según datos de la Sindicatura de Comptes.

La Sindicatura de Comptes todavía no dispone de datos srelativos al ejercicio del año 2008, pero los presentará próximamente ante el Parlament de Catalunya.

LA LASTRA DE LOS PARQUES CIENTÍFICOS

Uno de los argumentos que pueden justificar este endeudamiento público es la construcción en todas las universidades de Parques Científicos, según explicó a Europa Press el vicerrector de Transferencia e Innovación de la Universitat Rovira i Virgili (URV), Josep Antón Ferrer.

Según el último documento disponible de la Sindicatura, el endeudamiento corresponde "mayoritariamente" a los anticipos reintegrables otorgados por el Ministerio de Educación y Ciencia para la financiación de parques científicos y tecnológicos.

Ferrer criticó que la Generalitat no haya cumplido el "compromiso Solà", acuerdo que el conseller de Universidades, Carles Solà, --del gobierno de Pasqual Maragall-- alcanzó con los centros para que pidieran préstamos para construir parques científicos, y la Generalitat ayudaba a pagarlos.

Según Ferrer, las universidades catalanas tienen un endeudamiento de unos 400 millones de euros con el Ministerio por los préstamos que en su día éste concedió a las universidades, cantidad aparte del déficit que puedan o no acumular.

"No hay interlocución, son unos préstamos de los que el periodo de reembolso es en 2009", explicó Ferrer, quien consideró que las universidades se encuentran en una "posición delicada".

"Debería de haber alguien que expusiera a las universidades qué plan hay sobre el compromiso Solà", reivindicó, y concretó que este pacto nunca fue un acuerdo de gobierno, sino la "palabra" del entonces conseller.