Actualizado 16/06/2021 15:06 CET

Ulled recuerda los clásicos de aventuras en el thriller 'La última aventura de Pimpinela Escarlata'

El autor Jesús Ulled junto al escritor Eduardo Mendoza
El autor Jesús Ulled junto al escritor Eduardo Mendoza - EUROPA PRESS

Mendoza la erige como un ejercicio de "literatura experimental"

BARCELONA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El autor Jesús Ulled revisa la Barcelona de los años 30 y el contexto social y político de España del periodo entre guerras en 'La última aventura de La Pimpinela Escarlata' (Roca Editorial), una novela que rinde homenaje a las grandes obras clásicas del siglo XIX de espionaje y de aventuras.

Lo ha explicado el propio autor en una charla este miércoles en Barcelona junto al escritor Eduardo Mendoza, en la que ha detallado que la novela recuerda personajes como el ladrón de guante blanco Arsene Lupin, creado por el escritor francés Maurice Leblanc, o a Sandokán, del escritor y periodista italiano Emilio Salgari.

Ulled ha recordado que durante el proceso de escritura de la novela encontró la diversión intentando "que todo lo que sucede y rodea a los personajes responda a la realidad".

Por eso, la novela está repleta de referencias históricas y de personajes, escenarios y anécdotas reales, y rescata las normas de cortesía y el protocolo de la época para transportar a los lectores al contexto y al marco de la narración.

'La última aventura de la Pimpinela Escarlata' narra las vivencias de Simon Sinclair, un joven inglés que ha sido el afortunado heredero de un anticuario inglés y se erige como el último representante de la Liga de la Pimpinela Escarlata.

Simon Sinclair se mueve por la Barcelona de La Rambla, del Gótico, del Boxing Club o de los fumaderos de opio del Barrio Chino, con la misma desenvoltura y versatilidad que lo hace al volante de su imponente Hispano Suiza para ir al Real Club Náutico, al Círculo del Liceu o a las lujosas propiedades edificadas por la burguesía adinerada en las faldas del Tibidabo.

Lo que nadie sabe, es que el protagonista, graduado en Oxford, deportista y teniente condecorado, es también un consumado ladrón que se dedica a robar a los ricos para ayudar a los más necesitados; para el autor, este elemento ha sido otro divertimento durante el proceso de escritura de la novela: "Es divertido pecar y delinquir y que no se nos descubra".

EDUARDO MENDOZA

Por su parte, Mendoza ha defendido que la novela, que recupera el título de la novela 'La Pimpinela Escarlata' de la dramaturga británica Emma Orczy, es un ejercicio de "literatura experimental" que además tiene un valor y un mérito añadido porque, dice, es una trama que autores y escritores no suelen revisar o reinterpretar.

Ha puesto en valor que sea una novela llena de referencias históricas y literarias que parte de la trama personal de un lord inglés y da pie a una "barra libre" de elementos que evocan a Emilio Salgari, autor de otras obras de aventuras como 'Los piratas de Malasia' y 'El corsario negro'.