Publicado 05/03/2021 14:55CET

La Virreina explora la figura de Joseph Beuys más allá de los "estereotipos historiográficos"

Joseph Beuys, en una fotografia de 1972, sale escoltado por la policia de la Escuela Superior de Bellas Artes de Hamburgo, que ocupó con un centenar de estudiantes en protesta por una decisión del rector. Escrito se lee: "La democracia es divertida".
Joseph Beuys, en una fotografia de 1972, sale escoltado por la policia de la Escuela Superior de Bellas Artes de Hamburgo, que ocupó con un centenar de estudiantes en protesta por una decisión del rector. Escrito se lee: "La democracia es divertida". - JOSEPH BEUYS: VG BILD-KUNST, BONN

Muestra las facetas pedagógica, política y social del artista alemán

BARCELONA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Virreina Centre de la Imatge de Barcelona explora en la exposición 'Pedagogia radical, democràcia directa i plàstica social', la figura del artista alemán Joseph Beuys (1921-1986) más allá de los "estereotipos historiográficos", en palabras de su comisario, Valentín Roma.

"A Beuys siempre se la ha señalado como un chamán o un gurú, pero puede ser entendido desde distintos lugares", ha manifestado Roma, que ha querido centrar la muestra en las facetas pedagógica, política y social del cofundador del movimiento Fluxus, considerado uno de los más influyentes del siglo XX.

La exposición, que podrá visitarse hasta el 23 de mayo, coincide con el centenario del nacimiento del artista y parte de los fondos del Archivo Lafuente de Santander, que incluye fotografías, escritos, carteles, revistas y objetos; además de 16 documentos audiovisuales de distintas procedencias, algunos traducidos por primera vez.

TRES FACETAS

La muestra está dividida en tres partes --pedagogía radical, democracia directa y plástica social-- cada una protagonizada por un proyecto artístico desarrollado por Beuys en el marco de los certámenes de arte Documenta de Kassel (Alemania) y que resumen las tres vertientes del artista que La Virreina ha querido revisitar.

El primer apartado se centra en la actividad de Beuys en el ámbito de la enseñanza artística, donde promovió un desmantelamiento de los códigos de la docencia e influyó en centenares de artistas: "Aunque a menudo se definía como profesor, en sus clases deconstruía esa idea del maestro como poseedor del saber y la verdad", ha explicado Roma.

En la segunda parte de la exposición, se muestra el activismo político de Beuys, que "entró en la esfera pública para hablar de todos los temas", según el comisario, y llegó a fundar su propia formación política --el Partido de los Estudiantes Alemanes-- y se presentó a las elecciones al Parlamento Europeo.

El último apartado cuenta con una entrevista parcialmente inédita del artista y es, según Roma, el que enseña al Beuys más alejado de la imagen que dio y quiso dar al mundo, aunque siempre fiel a su idea de "provocar, desordenando lo establecido" y planteando sus propias reglas de creación y expresión artística.

"A Beuys se le ha presentado como un gurú, como un Warhol a la alemana, alguien encantado de polemizar y con voluntad de protagonismo, pero es mucho más que eso", ha reflexionado Roma, que se ha mostrado convencido, en sus palabras, que sólo nos ha llegado una parte del relato sobre el artista.

"Era necesario revisitar a Beuys; hay que volver a mirar a aquellos artistas cuyo objetivo es cambiar el mundo, a los individuos y al arte, y restituir en el museo la intencionalidad política, la idea de cambiar la cultura y la de disolver consensos", ha manifestado Roma.