Publicado 24/10/2017 23:32CET

Actúan con material antidisturbios para repeler una protesta violenta de porteadores en la frontera de Melilla

MELILLA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FyCSE) han tenido que emplear material antidistrubios, entre ellos botes de humos, para repeler a decenas de marroquíes --la mayoría porteadores dedicados al comercio fronterizo-- que protestaban de forma violenta por la decisión española de cerrar los pasos fronterizos para reordenar el paso de personas.

Según ha informado a Europa Press una portavoz de la Delegación del Gobierno, el boicot de algunos porteadores y activistas contrarios a las medidas adoptadas por la Delegación del Gobierno para reordenar el llamado comercio atípico entre Melilla y Marruecos, "ha propiciado un caos extremo en los accesos a Melilla impidiendo el normal tránsito por los distintos puestos fronterizos a lo largo de esta mañana".

Así, ha asegurado que "la extrema presión de los porteadores y el forcejeo de cientos de ciudadanos de Marruecos para acceder en tropel a nuestra ciudad, invadiendo incluso los carriles reservados para el tránsito de vehículos, obligaron a cerrar los distintos pasos poco después de su reapertura a partir de las 07,00 horas".

Posteriormente, se fueron sucediendo diversas protestas desde el lado marroquí, alentadas por activistas y porteadores que abiertamente se oponen a las medidas gubernativas y que hicieron imposible retomar el normal flujo fronterizo entre Melilla y Marruecos.

La Delegación del Gobierno ha lamentado los perjuicios que los cierres fronterizos hayan podido provocar a los ciudadanos melillenses y marroquíes ajenos a los sucesos, pero ha insistido en la necesidad de preservar el orden y la seguridad "tanto de los flujos peatonales como rodados", al tiempo que subraya que continuará adelante con las medidas encaminadas a reordenar el comercio atípico "sin dejarse presionar ni chantajear por el boicot y las protestas de los que se oponen al nuevo orden fronterizo".