Actualizado 04/12/2014 07:33 CET

Una decena de subsaharianos entra en Melilla por un salto por el extremo norte de la frontera con Marruecos

MELILLA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una decena de inmigrantes de origen subsahariano ha conseguido entrar en Melilla saltando la valla por la zona de los cortados de Aguadú, en la costa norte de la ciudad española más próxima a Marruecos.

Según han informado a Europa Press fuentes policiales, la penetración ilegal de indocumentados se ha producido después del mediodía, cuando un grupo de unos 16 irregulares se aproximó a uno de los extremos de los nueve kilómetros fronterizos que separa Melilla del reino alauí, aprovechando el temporal de viento y lluvias que azota la localidad española del Norte de África.

Los efectivos de Instituto Armado han podido rechazar a seis que no pudieron superar la alambrada pero otros diez pudieron tocar suelo español y quedarse en Melilla, en aplicación de la Ley de Extranjería, ya que estaban en suelo melillense.

A este grupo se le ha abierto de forma individual un expediente de expulsión en aplicación de dicha ley, pero mientras dura este trámite, que suele prolongarse durante meses y muchas veces no se puede materializar, por lo que se hace imposible la expulsión, son acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla hasta su traslado a la Península.

PRESIÓN MIGRATORIA

Este salto se registró un día después de que medio millar de inmigrantes intentara en varios grupos acceder a Melilla por varios puntos de la valla que separa España de Maruecos. Los intentos se sucedieron entre las 5,00 y las 7,15 horas del jueves.

El grupo más numeroso, conformado por unos 200 inmigrantes de origen subsahariano, fue el que más consiguió acercarse al perímetro por la zona cercana al Cementerio musulmán, pero se quedó a unos 200 metros, gracias a la cooperación de las fuerzas marroquíes, que actuaron coordinadas con los efectivos de la Guardia Civil.

El sistema de alerta temprana de la Benemérita, junto al helicóptero que vigila la frontera, y el despliegue de las unidades de la Comandancia de la Guardia Civil y módulos ARS resultaron "cruciales" para que los inmigrantes no lograran llegar a la valla, según un comunicado de la Delegación de Gobierno de Melilla.

Con las aproximaciones del jueves y la entrada de este viernes, ya son más de 15.000 los intentos individualizados de saltar la valla de Melilla por parte de inmigrantes irregulares a lo largo de este año, de los que menos de 2.000 lo han conseguido.

Para leer más