La delegada del Gobierno en Melilla pide calma a la ciudadanía tras el incidente entre policías de paisano y jóvenes

Publicado 23/12/2018 16:50:13CET

MELILLA, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh, ha hecho un llamamiento a la calma ante la alarma social que se ha generado entre parte de la ciudadanía como consecuencia de los hechos ocurridos en la noche del pasado domingo, en los que se vieron implicados miembros del Cuerpo Nacional de Policía de paisano y jóvenes de la ciudad autónoma.

La máxima representante del Gobierno en Melilla ha pedido prudencia a la hora de valorar y compartir la información que circula en las redes sociales, ya que gran parte de ella es sesgada, inexacta o directamente falsa y no sirve más que para fomentar la crispación.

Moh ha reiterado su llamamiento para que se respete la presunción de inocencia de todas las partes, no se lleven a cabo juicios paralelos y se confíe en la actuación de la justicia y en las investigaciones que se están llevando a cabo y que conducirán a delimitar las responsabilidades.

La delegada del Gobierno ha condenado enérgicamente el linchamiento que se está llevando a cabo en las redes sociales contra miembros concretos del Cuerpo Nacional de Policía --incluso con amenazas contra su vida y su integridad física y la difusión de fotografías--, y recuerda que ese tipo de manifestaciones pueden ser constitutivas de delito, en cuyo caso no quedarán impunes.

Por último, la representante del Gobierno de España en Melilla ha vuelto a poner en valor el trabajo que realiza el Cuerpo Nacional de Policía. Se está investigando si se ha producido alguna actuación impropia y el alcance de ésta y, en su caso, se aplicará la ley, como corresponde en un Estado de Derecho.

Pero eso, ha agregado, "no se puede utilizar un suceso para atacar e intentar desprestigiar a todo un colectivo de personas que pone en riesgo su integridad física y hasta la propia vida para proteger nuestros derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana y que merece todo el respeto de la ciudadanía", ha concluido.

Contador