Actualizado 29/09/2009 18:50 CET

Espinosa e Imbroda acuerdan un protocolo para la ejecución del Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Melilla

MELILLA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM), Elena Espinosa, y el presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, José Imbroda (PP), firmaron hoy el protocolo de colaboración para la ejecución del Plan Nacional de Calidad de las Aguas.

En rueda de prensa en la Delegación del Gobierno, Espinosa e Imbroda destacaron este acuerdo por el que ambas administraciones fijan el marco general de colaboración en el ámbito del saneamiento y la depuración y la ejecución del Plan Nacional de Calidad de las Aguas, en su apartado de saneamiento y depuración 2007-2015.

"Su principal objetivo es fijar el esquema básico de colaboración para la ejecución de las actuaciones contempladas el acuerdo", subrayó la titular de Medio Ambiente ante un Imbroda que mostró su "agradecimiento" a Espinosa por girar una visita para materializar este acuerdo.

Según explicó Espinosa en su intervención, el protocolo contempla las obras declaradas de interés general del Estado que serán ejecutadas y financiadas por la Administración General del Estado, como los proyectos de saneamiento y depuración de Melilla (Fase II); saneamiento de la parte baja de Melilla; remodelación de la EDAR de Melilla; y nuevos emisarios submarinos en la zona sur y en la zona norte.

Estas actuaciones serán ejecutadas por el MARM y, una vez terminadas, serán entregadas a la Ciudad Autónoma de Melilla, "pudiendo ser transferida la titularidad, explotación y mantenimiento de estas obras de acuerdo con el ordenamiento jurídico", detalló la ministra.

COMISIÓN MIXTA

Espinosa informó de que el protocolo contempla la constitución de una Comisión Mixta de Seguimiento que se reunirá, al menos, una vez al año y cuya presidencia funcionará en régimen rotatorio anual.

Asimismo, detalló que el Plan Nacional de Calidad de las Aguas: saneamiento y depuración 2007-2015, que permitirá alcanzar el buen estado ecológico de los ríos, "pretende tanto dar respuesta a los objetivos no alcanzados con el anterior Plan de Saneamiento y Depuración 1995-2005 como dar cumplimiento a la Directiva Marco del Agua y a la Directiva sobre tratamiento de aguas residuales urbanas".