El Gobierno podría devolver la tutela del menor el lunes

Actualizado 05/06/2015 11:01:06 CET

CEUTA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Área de Menores de Ceuta ha pedido por escrito este viernes a primera hora de la mañana al Juzgado de Instrucción número 5 de la ciudad autónoma que le notifique formalmente el resultado de las pruebas de ADN practicadas al niño de 8 años de origen subsahariano rescatado del interior de una maleta el 7 de mayo por la Guardia Civil en la frontera del Tarajal y a sus padres, análisis que según el abogado de los progenitores del pequeño ha dado resultado positivo.

   Según han explicado fuentes de la Administración local a Europa Press, si el Juzgado cumplimenta ese trámite, su madre recuperará el próximo lunes la tutela de su hijo, que lleva un mes acogido en el Centro 'Mediterráneo' y que ya ha visto regularizada su situación escolar, sanitaria y documental.

   La defensa de la familia piensa solicitar de inmediato a las autoridades del archipiélago canario, donde reside la pareja oriunda de Costa de Marfil, la reagrupación familiar definitiva que fue rechazada por motivos económicos (denegación que está revisando la Oficina del Defensor del Pueblo), así como la puesta en libertad del padre, que permanece en prisión provisional sin fianza desde que intentó cruzar la frontera de Ceuta una hora después de que una joven marroquí probase a hacer lo propio con su vástago dentro de una maleta en posición fetal.

   A.O. está encausado por un presunto delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y su encarcelamiento vino motivado al adscribírsele los agravantes de tratarse de un menor de edad con riesgo para su vida. El pasado miércoles fue trasladado desde la prisión ceutí de Los Rosales a la de 'Sevilla I'.

   La Fiscalía de Ceuta también está esperando la notificación formal del resultado de las pruebas de ADN para reconsiderar su petición de prisión provisional aplicando la atenuante de parentesco.

   El niño tiene desde el pasado 21 de mayo una autorización individual de residencia temporal con un año de vigencia por circunstancias excepcionales emitida por la Secretaría General de Inmigración y Emigración del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

   La Red Española de Inmigración ha subrayado en un comunicado que la prueba de ADN "retrasada durante semanas" ha demostrado que "no nos encontramos ante un criminal que trafica con seres humanos, sino con una víctima del sistema que debe cambiarse inmediatamente que condena a la separación a los hijos de las familias de inmigrantes regularizados residentes en España".

   Durante los próximos días iniciará una campaña institucional para, en colaboración con formaciones políticas, propiciar un cambio del Reglamento que regula la reagrupación familiar.