Más seguridad para los vecinos de la zona más próxima a la frontera Melilla-Marruecos

Sabrina Moh visita la frontera de Beni Enzar
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN MELILLA
Actualizado 09/08/2018 17:10:46 CET

Protestas de los conductores por la intensidad de las colas coincidiendo con una mayor afluencia provocada por la Operación Paso del Estrecho

MELILLA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno ha anunciado que patrullas de la Policía Nacional dotarán de más seguridad a los vecinos de la zona más próxima a la frontera con Marruecos atendiendo la petición de éstos, después de una jornada en la que se produjeron colas de tráfico rodado de unas cuatro horas y protestas de los conductores haciendo sonar el claxon.

Este operativo responde a la petición que los vecinos de esta barriada trasladaron a la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, y al jefe superior de Policía, Francisco Rodríguez, la pasada semana cuando ambos se desplazaron hasta la zona para conocer de primera mano las demandas y problemas de estos melillenses.

Una de las peticiones de los vecinos de las viviendas de Príncipe de Asturias fue precisamente el deseo de una mayor presencia policial y de mayor seguridad en una parte de Melilla donde se da un enorme tránsito de vehículos y personas.

Además, la Delegación del Gobierno sigue trabajando para reducir al máximo las molestias a los vecinos que provocan los vehículos que transitan en la entrada y salida a Marruecos por este paso fronterizo, principalmente con motivo de la Operación Paso del Estrecho.

COLAS EN LA FRONTERA

La decisión de la Delegación llega tras los días de caos que se viven en la zona fronteriza. Las colas se vienen repitiendo con intensidad en estos últimos diez días, coincidiendo con una mayor afluencia provocada por la llamada Operación Paso del Estrecho (OPE), según han informado a Europa Press fuentes policiales.

Este es el caso de lo que ocurrió el miércoles, donde solo con los tres barcos que unen Melilla con la Península llegaron unos 600 vehículos, según fuentes policiales.

A ellos hubo que sumar otros cientos de marroquíes atraídos por los comercios de la ciudad, tanto del centro de Melilla como de su nuevo parque comercial, así como por su deseo de vivir un día de turismo, comiendo y bebiendo en la ciudad. Asimismo, han apuntado, también están quienes no pueden pasar por Farhana debido a que gran parte del día está reservada a los coches del comercio fronterizo.

Esta gran intensidad de vehículos en el puesto de Beni Enzar la sufren especialmente los vecinos de las urbanizaciones más cercanas y los cuerpos de seguridad que tienen que gestionar estas colas, empezando por los Agentes de Movilidad y siguiendo por la Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil, han concluido las citadas fuentes.