Actualizado 20/11/2015 19:50 CET

Los imames de Ceuta subrayan que "matar en nombre del Islam es pecado"

CEUTA, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Los imames del aproximadamente medio centenar de mezquitas de Ceuta han aprovechado sus sermones del primer rezo principal de la semana tras los atentados de París, el de los viernes a última hora de la mañana, para subrayar que "todas las vidas humanas tienen el mismo valor" y que "matar en nombre del Islam es pecado".

   Además, en tres de ellas se ha incidido en "cuál es el verdadero significado de la yihad en el Islam" a instancias de la Unión de Comunidades Islámicas de Ceuta (Ucidce), que durante las próximas semanas extenderá ese mensaje al resto de templos de la ciudad autónoma, según ha avanzado su presidente, Laarbi Maateis, en declaraciones a Europa Press.

   Maateis ha querido relativizar la "novedad" del contenido de los alegatos de los imames subrayando que "hace 1.400 años, desde que el profeta recibió el mensaje de Dios, que el Islam defiende que todas las vidas son igual de valiosas sea cual sea su raza o credo, que nadie tiene la potestad de arrebatarle la vida a nadie y que cuando se hace equivale a acabar con toda la humanidad".

   "El Islam", ha ampliado el líder de la entidad que aglutina a la práctica totalidad de las asociaciones religiosas islámicas de la ciudad, con un 50% de la población árabo-musulmana, "no admite ni en una situación de guerra que se mate a cualquiera, a niños, mujeres o ancianos, ni que se les haga prisioneros de guerra".

   Los imames van a redoblar sus esfuerzos en dejar claro que "la mejor yihad para un musulmán es sufrir por mantener a su familia, por cuidar a sus mayores, por educar a sus hijos, por sacrificarse para que su alma no caiga en la trampa de Satán, por luchar para devolver a los fieles descarriados a un camino correcto y por difundir el mensaje del Islam, que no es exclusivo de árabes o musulmanes sino de todos los seres humanos".

   Maateis ha hecho hincapié igualmente en que los conflictos abiertos en Irak, Siria o Afganistán "no dan cabida dentro de la legalidad islámica a que nacionales de otros países se impliquen en ellos como si fuesen una agresión al Islam".

   "Es ilícito, es 'haram' [pecado], aunque si no se hubiesen provocado esas guerras seguramente no habríamos visto esta propagación de fanáticos que ven a otros fieles bajo una opresión mundial y se emocionan leyendo al 'sheij' [sabio] Google", ha lamentado sobre quienes se dejan "embaucar" en Internet y las redes sociales.

Para leer más