Publicado 24/11/2019 08:59CET

Del tenis al fútbol: Comer por un lado de la boca aumenta el riesgo de lesiones en deportistas

Tenis: Comer por un lado de la boca aumenta el riesgo de lesiones en deportistas
Tenis: Comer por un lado de la boca aumenta el riesgo de lesiones en deportistas - RAUL TERREL

   MADRID, 24 Nov. (CHANCE) -

Los deportistas de alto rendimiento suelen tener un equipo profesional de asesores amplio que generalmente cuentan con fisioterapeuta, médico, entrenador personal, coach... pero rara vez cuentan con dentistas especializados en mejorar el rendimiento deportivo. Sin embargo, una mala mordida puede afectar ampliamente a su rendimiento. Si el atleta necesita pasar de 0 a 100 , una mala manera de morder puede provocar que comience de -10, provocando fatiga precoz y peores marcas.

Siendo algo tan desconocido para la población en general, hemos querido hablar con Eider Unamuno, experta ortodoncista al respecto y abrir esta afección tan poco conocida y más que este fin de semana hay fútbol y que se disputa la Copa Davis, donde los tenistas más prestigiosos han venido a darlo todo.

¿CÓMO PUEDEN INFLUIR LOS DIENTES O LA MANERA DE MORDER EN UN DEPORTISTA?

Pero, ¿cómo pueden influir los dientes o la manera de morder en un deportista? "Evidentemente nadie con dolor de muelas puede hacer su mejor marca pero esto va mucho más allá de evitar que los deportistas tengan flemones. Desde la boca podemos conseguir que los músculos de todo el cuerpo descansen mejor y que su situación previa a hacer deporte sea la idónea, asegura la experta ortodoncista", Eider Unamuno.

¿QUÉ RELACIÓN HAY ENTRE UNA MALA MORDIDA Y EL BAJO RENDIMIENTO? ¿Y CÓMO AFECTA?

Lo primero es conocer que existen diferentes tipos de tono muscular: "Uno, el segmentario, que podemos trabajarlo en el gimnasio con ejercicios específicos; y el basal, que lo controla el cerebro. En concreto una parte del cerebro llamada formación reticular. El que esta formación reticular active adecuadamente el tono muscular depende, en gran medida, de la información que llega desde la boca al cerebro a través del nervio trigémino. Si el trigémino transmite una señal patológica de la boca a la formación reticular esta última no se estimulará adecuadamente y el tono muscular en reposo del atleta será peor", explica muy técnicamente la ortodoncista.

   La mordida cruzada, el bruxismo o clicks articulares son situaciones que fácilmente pueden provocar esa mala señal para el trigémino.

COMER SOLO POR UN LADO DE LA BOCA AUMENTA LAS LESIONES

Gran parte de la población come casi exclusivamente por uno de los lados de la boca. En palabras de la odontóloga Unamuno, en su amplia experiencia trabajando con deportistas, "la masticación unilateral es comparable a ir caminando a la pata coja.

"Aunque cueste ver la relación por la distancia, la masticación dominante de un lado es la causante de muchas lesiones de tobillo, rodilla repetitivas y que no tienen otra explicación médica", aclara Eieder.

"Al aumentar el tono de solo uno de los lados de los músculos masticatorios se provoca una asimetría en las cadenas musculares que conectan todo el cuerpo", incide.

"El resultado de esta asimetría se observa en un mayor apoyo del peso corporal en la extremidad contraria a la que masticamos", concluye la experta.

Por ello sugiere: "Con tests adecuados para diagnosticar si la lesión es provocada por una mala mordida y la consiguiente corrección por parte de dentistas conocedores de esta íntima relación entre boca y deporte, los deportistas podrán optar a mejores marcas, con menor fatiga y menor riesgo de lesión".

EN EL TENIS HABRÍA DOS COSAS A TENER EN CUENTA, CON LA MORDIDA

En plena Copa Davis, llevada a cabo por Gerard Piqué, Eider Unamuno explica los problemas que podrían evitar los tenistas y cuáles pueden desarrollar por una mala mordida:

1. Como en el lado de masticación habitual, todos esos músculos tienen una mayor tensión. Masticar es como hacer ejercicio, pero sin el control por parte del terapeuta o del deportista. Estamos utilizando un montón de músculos muy potentes, pero sin tener en cuenta que si siempre utilizamos los mismos puede haber un mayor riesgo de contractura.

2. En el tenista sí que tenemos que tener en cuenta que, si coincide el brazo que utiliza para sujetar la raqueta y el lado habitual de masticación, la hipertonía y el riesgo a lesionarse siempre será mayor, ya que está ejercitando en exceso el mismo lado. Lo conveniente sería que comiera por ambos lados.

¿Qué puede hacer el tenista para evitar comer por el mismo lado? "Una cosa que siempre digo y que es sencilla ese comer cosas duras. Cuando comemos cosas blandas no llegamos a cansarnos, no llegamos a cansar esa musculatura, por tanto no tenemos que cambiar de lado", incide Unamuno.

Habituarnos a comer menos procesados, menos batidoras y demás, que los deportistas echan mucha mano de batidos energéticos, que empiecen a comer cosas sólidas para que se cansen y que tengan que utilizar ambos lados de la boca.

3. Aparte de que corren un mayor riesgo de lesiones si coincide el brazo con el que usan la raqueta con el lado por el que mastican, los tenistas cuando hacen el saque cargan el peso en el otro lado, entonces en una masticación unilateral toda la mitad del cuerpo por donde masticamos está ligeramente más hacia arriba, más en tensión, por lo tanto el peso del cuerpo se apoya en el otro lado.

En el tenista si saca con el lado derecho y come por el lado derecho, más riesgo de lesionarse en el lado derecho, pero además, pero además cargará el peso en el pie izquierdo que es justo donde se apoya justo después del salto del saque, por lo tanto mucho mayor riesgo de lesión si coincide lado de sacar con lado de masticación.

Por otro lado, en el tenis es muy importante la coordinación del cuello porque cuando el tenista hace el saque tiene la cabeza mirando hacia arriba y una vez hace el saque tiene que volver a pasar a la visión horizontal, mirar de arriba hacia abajo. Eso implica que el cuello pase de una posición de tensión hacia arriba a mirar hacia el frente. Para eso la musculatura del cuello tiene que estar lo más equilibrada posible, para que esos movimientos sean precisos y no fatiguen a ningún músculo porque los partidos de tenis suelen ser largos.

Los músculos que utilizamos para comer y que sostienen el cuello son los mismos, por lo que si queremos que los músculos del cuello estén en una posición lo más perpendicular, lo más equilibrada posible, para que el tenista consiga esos movimientos precisos, es de vital importancia que la masticación sea por ambos lados.