Actualizado 25/10/2021 13:19 CET

Ana Morgade denuncia la tiranía de los 'cuerpos perfectos' posando en la Seminci con una funda portatrajes

Ana Morgade, posa a su llegada la gala inaugural de la 66ª Semana Internacional de Cine de Valladolid
Ana Morgade, posa a su llegada la gala inaugural de la 66ª Semana Internacional de Cine de Valladolid - PHOTOGENIC/CLAUDIA ALBA / EUROPA

La humorista, cansada de las imposiciones en lo que al aspecto físico se refiere, ha pisado la alfombra verde del Festival de Cine de Valladolid con una funda negra como vestido

   MADRID, 25 Oct. (CHANCE) -

  Ana Morgade se ha convertido en la gran protagonista de la Seminci de Valladolid - cuya gala inaugural presentó este sábado - por el original e inesperado look que lució en la alfombra verde. Y es que la humorista, que se convirtió en madre por primera vez hace unos meses, acaparó todas las miradas al elegir como vestido una funda portatrajes negra.

  ¡Sí, como lo oyes! Una de esas fundas que utilizamos para transportar nuestros modelos para que no se manchen ni se arruguen, que Ana lució como si de un vestido de alta costura se tratase y con la que la colaboradora de 'Zapeando' ha reivindicado la diversidad física, cansada de la tiranía de los cuerpos perfectos que impera en nuestra sociedad, contra la que ha alzado la voz con una aplaudida reflexión en sus redes sociales

   "My alfombra verde today. Sí, es un portatrajes", apuntaba la humorista, explicando el motivo que la 'empujó' a pasearse por la alfombra roja enfudada en un portatrajes: "Durante días sufrí pensando qué llevar a la alfombra de Seminci, porque siempre me sucede lo mismo: en los showrooms casi nunca puedo ponerme lo que me gusta, tengo que ponerme lo que me abrocha. No tengo un cuerpo de talla standard, por supuesto no soy modelo, y no me es nada fácil encontrar un vestido que no me haga sentir terriblemente mal hecha".

   "Durante muchos años he salido a posar con ropa que no me encajaba muy bien, aterrada, pensando que es mi cuerpo el equivocado. Pero no, era mi actitud la errónea", ha confesado Ana, reinvidicando que "mi cuerpo es perfecto para lo que soy y a lo que me dedico: la comedia". "No puedo cambiar qué se considera un cuerpo aceptable o no, y mucho menos cambiar mi autoestima de un día para otro, y mi relación más o menos despiadada con mi cuerpo (que acaba de hacer la proeza de fabricar a una personita, así que creo que se merece que lo mime un poco)", ha revelado, en referencia al nacimiento de su primer hijo, el pasado mes de marzo.

   Por eso, y "dándole vueltas de madrugada, rumiando qué lucir esta vez, pensé: si es que me queda mejor la bolsa que el traje… Y voilà". "Aquí me tienen, señoras. Orgullosa y feliz, con un traje que no me aprieta, no me tira, no me asusta, y representa lo que soy, mejor o peor: una comediante. Y saben qué? Es la primera vez que no me apetece ponerle filtros a la foto", concluía posando con la funda portatrajes en su cuenta de Instagram.

   Una aplaudida reflexión con la que Ana Morgade da la espalda a la 'tiranía' de la delgadez y las medidas perfectas y reivindica la diversidad de los cuerpos. ¡Bravo por ella que, además, estaba ideal con la funda portatrajes, para qué negarlo!