Actualizado 28/06/2013 11:22 CET

Bon Jovi arrasa en Madrid: "Les debemos muchas cosas a los españoles"

Bon Jovi en concierto en Madrid
ALBERTO MONTERUBIO

MADRID, 28 Jun. (CHANCE) -

Ayer Bon Jovi fue el rockero más aclamado en toda España. No sólo por su música, también por su 'precio amigo', un gesto con el que se ha querido solidarizar bajando al máximo el coste de las entradas, dejándolas de 19 a 50?. El cantante descargó tres horas de rock'n'roll para las masas ante un estadio repleto de incondicionales, con canciones sobre lucha, desamor, pero también sobre la crisis, siempre desde el lado de la esperanza.

Tras la apertura de puertas a las seis de la tarde, Bon Jovi dio una rueda de prensa de lo más particular, con los periodistas alineados en una alfombra roja, como si fuera a pasar revista, mientras el público iba tomando posiciones para ver a los teloneros The Rebels.

Al poco de comenzar ya empezaron a escucharse los primeros gritos de "¡Bon Joovi, Bon Joovi!", se apagaron las luces y el rockero abrió el concierto con el tema "What the water made me", de su último disco "What about now?". Bon Jovi, animadísimo, salió dando saltos y enseguida desató la locura de sus fans, aunque parecía que el volumen del sonido no estaba todo lo alto que debiera.

Y entonces llegó la sorpresa de los fans, algo que Bon Jovi posiblemente no esperaba: sincronizados y perfectamente organizados, miles de seguidores que estaban sentados en las gradas se levantaron e hicieron un mosaico gigante de pancartas que formaban la palabra "Gracias" con los colores de la bandera de España. Al estadounidense se le vio muy emocionado y contestó con un demoledor éxito de su amplio repertorio, "You give love a bad name", que fue coreada por el público como si no hubiera mañana.

La fiesta siguió imparable con la frenética "Raise your hands", y Bon Jovi pidió a sus fans que levantasen las manos hacia el cielo. 50.000 personas le obedecieron sin pestañear. "Mostradme de qué estais hechos", gritaba Jon a su público, que vibraba con "Runaway" mientras el Buick Electra del escenario cambiaba de color.

"Lost Highway" y "Born to be my baby" relajaron el ambiente. Pero sólo fue un pequeño respiro: ahí llegó otro bombazo, "It's my life", justo cuando la noche caía sobre en el estadio Vicente Calderón.

"Doy las gracias por estar aquí, en uno de los mejores países del mundo. Estamos aquí con vosotros porque podemos, vosotros, y nosotros. Juntos podemos", dijo Jon, emocionando al público.

"What about now" y "We got it going on" fueron los tentempiés hasta el siguiente hit planetario, la ya inmortal "Keep the faith", que abrió un tramo de baladas. "Bed of Roses", "In these arms", "Capt Crash" y "Born to follow" culminaron la primera mitad del recital, coreadísimo y aplaudidísimo por una multitud que interactuó como un miembro más del grupo en los estribillos.

"We weren't born to follow" puso a las gradas en pie y todos movieron los brazos al ritmo de la guitarra de Bon Jovi. Y es que su carisma parecía capaz de levantar hasta la más plana de las canciones. Al terminar "Who says you can't go home" se acercaba la recta final y el concierto estaba siendo apoteósico.

La fiesta terminó por todo lo alto con el estadio entero en pie recibiendo una andanada de himnos como "Have a nice day", "Livin' on a prayer", "These Days" o "Saturday Night" con continuas ovaciones.

Entre el numeroso público estaba la Infanta Margarita, Duquesa de Soria. La hermana del Rey nos ha sorprendido los últimos años por su afición al rock acudiendo a conciertos de grupos como AC/DC entre otros. En 2010 estuvo en Rock in Rio viendo a Bon Jovi, y ayer quiso repetir la experiencia. La Infanta muy fan declaró: "Todas las veces que ha venido he venido, vamos yo no fallo".

Ella misma reconoce ser muy seguidora de la música y a su edad continua demostrando que es una persona llena de vitalidad asistiendo a conciertos. Llegó al estadio Vicente Calderón acompañada de tres personas y se acomodó en las gradas dispuesta a disfrutar de varias horas de concierto.

Arancha de Benito sorprendió acudiendo con Agustín Etienne, suponemos que su nueva pareja. El pasado mes de abril la exmujer de Guti fue sorprendida en actitud cariñosa con este relaciones públicas amigo de Toño Sanchís, lo que supuso el final a su noviazgo de varios años con el surfista Nacho Barroso.

Meses después parece que la relación continúa entre Arancha y Agustín, y además se les ve de lo más compenetrados compartiendo su gusto por la moda rockera. Arancha vestía para la ocasión con leggins de vinilo, botas moteras y una camiseta del grupo AC/DC, mientras que él llevaba vaqueros, camiseta negra, zapatillas y cinturón de tachuelas.

Tampoco se quiso perder ésta ocasión la modelo Maribel Sanz, quien acudió de la mano de su actual pareja. Maribel demostró lo fan que el del rockero: "No es la primera vez que coincido con él, les vi cuando trabajaba con Emilio Aragón en 'VIP Noche', y desde entonces me encantaron".

Jon Bon Jovi, explicó porqué no ha querido cobrar su 'caché': "Nuestros fans españoles nos han ayudado mucho y ahora era nuestro turno de ayudarles a ellos". Jon junto a Tico Torres y David Bryan, con la ausencia de Richie Sambora, respondieron a las preguntas de los periodistas horas antes del concierto.

Torres aclaró: "Cuando empezamos a montar este 'tour', había 30 países, pero España no estaba en lista. Hemos venido aquí a tocar durante nuestros 30 años de carrera, y era hacerlo gratis o no hacerlo". El batería del grupo estaba seguro de que su "actuación más espectacular" iba a ser la de ayer, destacando que "Los españoles cantan más fuerte que los fans de cualquier otro lugar".

El ya mítico grupo aclaró sobre el dinero que han dejado de recibir, se limitaron a señalar "eso no importa", "Les debemos muchas cosas a los españoles y ahora tocaba ayudarles a ellos".

190614.1.260.149.20130628092214
Vídeo de la noticia