Actualizado 17/11/2015 18:53 CET

Clara Lago y Dani Rovira... amor en 'Ocho apellidos catalanes'

   MADRID, 17 Nov. (CHANCE) -

   Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde o Carmen Machi ya han cambiado el 'txakoli' por el cava. Este viernes se estrena Ocho apellidos catalanes, prometiendo convertirse en todo un éxito de taquilla.

   Si ya la semana pasada, la emisión de su primera parte rompió récords de audiencia en la historia de la televisión situándose como la tercera más vista con más de 8 millones de espectadores. Esta noche la pareja de protagonistas acuden a El Hormiguero para tratar nuevamente de batir el récord que ayer estableció Bertín Osborne con su visita al plató de Pablo Motos.

   Lo nuevo de Ocho apellidos cambia el escenario, País Vasco por Cataluña, pero se mantienen los personajes, el director, Emilio Martínez Lázaro, y las ganas de reír. El humor sigue siendo su plato fuerte.

   Ahora las cosas son distintas y han cambiado mucho a cuando se rodó la primera parte, y es que sus protagonistas viven una apasionada historia de amor en la vida real. La magnífica relación surgida entre ambos, hizo que saltasen las alarmas sobre algo más que una buena amistad entre los dos actores. Desde entonces se volvieron inseparables y fueron muchos los momentos de ocio que compartieron juntos.

SUS PROTAGONISTAS APROVECHAN LOS DESCANSOS DEL RODAJE PARA DERROCHAR GESTOS DE CARIÑO

   Desde que se conociera su relación han tratado de llevarla con la máxima discreción posible, aunque ya no se esconden y presumen del amor que se procesan incluso en jornadas de trabajo.

   Soltero, Dani Rovira, a sus 33 años, vive el momento más dulce de su carrera, habiendo dado el salto definitivo con Ocho apellidos vascos. Precisamente dicho film le permitió conseguir el Goya al mejor actor revelación y conocer mejor a la que ahora es su pareja.

   Por su parte, Clara Lago, de 24 años, lleva tiempo siendo una de las imprescindibles tanto en cine como en televisión. Ahora Clara vive su momento personal al lado de Dani. En todo momento se mostraron muy compenetrados. Risas, confidencias y miradas cómplices no faltaron durante la grabación. En los descansos, aprovecharon para relajarse y charlar animádamente mientras tomaban un tentempié.

   En todo momento se pudo ver a Dani muy pendiente de su chica a la que masajeó el cuello mientras esperaban a recibir la orden de "acción" para comenzar en grabar. También Clara se mostró muy cariñosa con su chico al que acarició tiernamente.

Para leer más