Jessie J deslumbra en el Festival Starlite

Actualizado 19/08/2019 8:51:15 CET
Jessie J, en un momento de su actuación en Marbella
Jessie J, en un momento de su actuación en Marbella - CEDIDA POR STARLITE

   MADRID, 19 Ago. (CHANCE) -

Jessie J ofreció, esta pasada noche, un concierto enérgico e inspirador en su primera visita al Festival Starlite. La reina del pop británico es una de las voces femeninas más talentosas del panorama actual y conmueve con una puesta en escena potente y plagada de mensajes profundos que dirige con cariño a sus espectadores.

El arranque del show simulaba el latido acompasado de un corazón, el mismo órgano que Jessie J acarició con su prodigiosa voz y fuertes dosis de empoderamiento personal a través de la aceptación, la autoestima y la celebración de la vida.

Hasta el escenario Auditorio de Starlite se desplazaron las espectadoras de excepción, Barbara y Nicole Kimpel y los componentes del grupo Lérica. El espectáculo de Jessie J tuvo 4 normas. Entre ellas, cantar bajito si no sabes hacerlo, no taparse la cara con el móvil para que la artista pueda verlas y disfrutar de todo el concierto "porque esto es para vosotros". La estrella británica se mostró tremendamente comunicativa con el público, al que dedicó numerosos guiños como incluir un tema que no tenía previsto entre su repertorio, 'Mamma Knows Best'.

Divertida y cercana, respondió a todas las preguntas que desde el Auditorio le dirigían sus incondicionales y ofreció un momento inolvidable a dos de sus fans, que pudieron cantar con la reina del pop el tema 'Flashlight', en una perfecta comunión de voces que erizó la piel de los presentes.

Ser auténtico, conocerse a sí mismo, estar a gusto en la propia piel o celebrar la vida fueron algunos de los consejos desgranados por Jessie J entre tema y tema. 'Dude', 'Nobody's Perfect', 'Queen', 'It's My Party', 'Brave' o 'Who You Are' precedieron a la auténtica revolución de baile con los grandes éxitos 'Bang Bang', 'Domino' o 'Price Tag'.

Este último fue el encargado de poner el punto y final a un concierto difícil de superar. Un show que cumplió los sueños de muchos de sus seguidores con grandes gestos como el de compartir escenario con tres pequeñas fans que nunca olvidarán que un día Starlite las hizo feliz mientras cantaban "we just wanna make the world dance, forget about the price tag".

Contador