Christina Aguilera: "Del dolor en mi hogar proviene mi amor por la música"

La cantante Christina Aguilera
Getty
Actualizado 22/09/2009 18:17:50 CET

LOS ANGELES, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Christina Aguilera ha confesado recientemente algunos detalles sobre su infancia y los malos tratos que sufrió por parte de su padre. Algo que, según la cantante, le ha ayudado a triunfar en la música.

No es la primera vez que Christina se pronuncia a cerca de los malos tratos que sufrieron ella y su madre cuando ésta era sólo una niña. Sin embargo, ahora la intérprete de 'Candyman' ha declarado que vivir los abusos y la violencia de su padre le ayudaron a convertirse en una cantante de éxito.

La música fue el antídoto que una Christina Aguilera adolescente utilizó para poder afrontar un pasado de peleas, gritos y palizas, ya que ésta fue testigo en múltiples ocasiones de cómo su padre Fausto propinaba palizas a su madre Sheily. Además, le aportaron la determinación suficiente para salir y alcanzar su sueño.

"Fui testigo de cosas muy desagradables, de una gran cantidad de peleas y maltratos físicos. Nunca me sentí segura mientras crecía. Sentirse indefensa es una de las peores sensaciones en el mundo. Comencé a cantar buscando una salida. El dolor que sentía en mi hogar es de donde proviene mi amor por la música", ha declarado Christina.

Sheily, madre de la cantante, se ha confesado en un documental televisivo, tal y como publica el portal 'Contact Music'. En éste ha revelado que abandonó a su marido un día que encontró a Christina, con sólo 4 años, empapada en sangre. "La vi y dije 'Dios mío ¿Qué ha pasado?' y ella contestó 'Papá quería echarse una siesta y yo he hecho mucho ruido".

La intérprete de 'Beautiful' también ha contado cómo desde entonces su padre ha intentado ponerse en contacto con ella y pedirle perdón. Encuentro del que la cantante, que se ha inspirado en la traumática experiencia para componer alguno de sus temas más conocidos, no quiere ni oír hablar.

"Le dejé volver a mi vida durante un tiempo, pero luego me di cuenta de que no le necesito para nada en mi vida", reconoce la artista. Actualmente, Christina se encuentra muy feliz junto a su marido Jordan Bratman y su hijo de 20 meses Max.