Publicado 24/02/2020 13:43:39 +01:00CET

Claudia Jiménez, la hija de Raquel Revuelta y Miguel Ángel, se despide de su padre con una emotiva carta

RAQUEL REVUELTA Y SU HIJA, CLAUDIA JIMÉNEZ
RAQUEL REVUELTA Y SU HIJA, CLAUDIA JIMÉNEZ - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 24 Feb. (CHANCE) -

   El pasado 13 de febrero fallecía Miguel Ángel Jiménez, el ex marido de Raquel Revuelta y el padre de sus tres hijos. Claudia, de 24 años, y Miguel Ángel y Nicolás, de 22 y 18. Diez días después de su perdida, su hija mayor ha querido despedirse de su padre con una carta.

   Claudia Jiménez ha compartido una emotiva publicación en su perfil de Instagram en la que ha compartido siete imágenes al lado de su progenitor, en las que puede verse la buena relación que tenían desde que era una niña. En la publicación también aparecen sus dos hermanos.

   Pero sin duda lo que ha emocionado a todos sus seguidores han sido las sentidas palabras de la joven, que se despide de su padre públicamente lamentando la perdida que tacha de injusta e inesperada, y es que el empresario entraba en quirófano por una operación que aparentemente no era complicada y que finalmente acabó con su vida a causa de unas complicaciones.

   Raquel Revuelta ya agradeció el cariño recibido de la misma manera que su hija, y ha regresado a su puesto de trabajo en Canal Sur de riguroso luto.

   "Qué injusta la vida. Qué injusto perderte con 18, 22 y 24 años. Qué injusto perderte sin prepararnos. Qué injusto perderte por complicaciones en una operación que no parecía complicada. Qué injusto perderte y ya.

   Qué injusto no tener más tiempo papá. No disfrutarte más tiempo, no aprender de ti más tiempo, no poder quererte más tiempo. Daría todo el tiempo que me queda sin ti en tener más tiempo contigo.

   Qué injusto que le falle el corazón al que lo tiene más grande, más limpio, más lleno, más libre... Qué injusta la vida, que demasiado a menudo se lleva a los mejores.

   Quizás es que tú no eras de este mundo papá. Una persona tan carismática, tan sensible, tan inteligente, tan diferente, tan especial, no puede ser de este mundo. Qué orgullo para mis hermanos y para mí llevar tu sangre. Qué orgullo ser un poco tú, que la gente nos busque cuando quiera verte a ti, cuando quiera recordarte.

   Y seguiremos papá, este camino tan devastador a veces y tan bonito otras muchas al que llamamos Vida. Seguiremos creciendo, respirando, viviendo. Como dice esa canción de Fito que tanto te gusta, "nunca se para de crecer, nunca se deja de morir"... pero seguiremos de tu mano, papá. En cada paso que demos, en cada decisión que tomemos, en cada momento importante, te llevamos de la mano. Y ya no estaremos solos nunca.

   Te recordamos cada segundo del día papá. De momento con mucha tristeza, pero estoy segura de que se irá convirtiendo en alegría. Ojalá estes viendo cómo te quiere la gente... tu Little, tus amigos, tu familia. Mando todos los besos del mundo al cielo", escribía Claudia Jiménez en su publicación cargada de emoción y tristeza.

View this post on Instagram

Qué injusta la vida. Qué injusto perderte con 18, 22 y 24 años. Qué injusto perderte sin prepararnos. Qué injusto perderte por complicaciones en una operación que no parecía complicada. Qué injusto perderte y ya. Qué injusto no tener más tiempo papá. No disfrutarte más tiempo, no aprender de ti más tiempo, no poder quererte más tiempo. Daría todo el tiempo que me queda sin ti en tener más tiempo contigo. Qué injusto que le falle el corazón al que lo tiene más grande, más limpio, más lleno, más libre... Qué injusta la vida, que demasiado a menudo se lleva a los mejores. Quizás es que tú no eras de este mundo papá. Una persona tan carismática, tan sensible, tan inteligente, tan diferente, tan especial, no puede ser de este mundo. Qué orgullo para mis hermanos y para mí llevar tu sangre. Qué orgullo ser un poco tú, que la gente nos busque cuando quiera verte a ti, cuando quiera recordarte. Y seguiremos papá, este camino tan devastador a veces y tan bonito otras muchas al que llamamos Vida. Seguiremos creciendo, respirando, viviendo. Como dice esa canción de Fito que tanto te gusta, “nunca se para de crecer, nunca se deja de morir”... pero seguiremos de tu mano, papá. En cada paso que demos, en cada decisión que tomemos, en cada momento importante, te llevamos de la mano. Y ya no estaremos solos nunca. Te recordamos cada segundo del día papá. De momento con mucha tristeza, pero estoy segura de que se irá convirtiendo en alegría. Ojalá estes viendo cómo te quiere la gente... tu Little, tus amigos, tu familia. Mando todos los besos del mundo al cielo??

A post shared by Claudia Ula Jiménez Revuelta (@claudiaula) on

476427.1.260.149.20200224134339
Vídeo de la noticia