Danielle Fishel, destrozada tras dar a luz antes de tiempo y ver a su bebé en la UCIN

Actualizado 02/07/2019 11:47:58 CET
Danielle Fishel y su marido, Jensen KarpDANIELLE FISHEL INSTAGRAM

   MADRID, 2 Jul. (CHANCE) -

El pasado año, la actriz Danielle Fishel, la famosa Topanga en la serie Yo y el mundo, hizo del 2018 uno de los mejores años de su vida. Primero contrajo matrimonio con el comediante Jensen Karp y antes de finalizar el año descubrieron que iban a ser papás. Durante meses hemos podido seguir el crecimiento de la barriguita de Fishel en sus redes sociales, hasta que el 17 de junio dejó de publicar. ¿El motivo? Ya lo sabemos. Danielle y Jensen han sido papás de un niño llamado Adler Lawrence Karp, pero las cosas no han salido como ellos esperaban.

Para dar la noticia, la actriz ha publicado dos fotos, la primera de la habitación del pequeño Adler y la segunda del niño dentro de una incubadora. Acompañando las fotos, Fishel ha compartido un doloroso mensaje: "Hace una semana, el 24 de junio a las 4:52 de la madrugada, Adler Lawrence Karp hizo su entrada a este mundo, cuatro semanas antes. Rompí aguas el 20 de junio, un día antes de que mi semana dirigiendo Raven's Home terminase y mi baja por maternidad diese comienzo. Fui hospitalizada esa noche y me inyectaron sulfato de magnesio, ya que Adler solo tenía 35 semanas de vida", ha comenzado diciendo la actriz.

"Desafortunadamente, después de hacer un ultrasonido, nuestro maravilloso obstetra descubrió un líquido en sus pulmones que no estaba ahí en nuestra última cita médica, tan solo 10 días antes. Y así entramos en una pesadilla que nunca olvidaremos", ha continuado Danielle. A lo largo del embarazo de la actriz, Fishel no experimentó en ningún momento complicaciones, como ella misma explicó en publicaciones anteriores, pero desafortunadamente las cosas cambiaron sin esperarlo. "Todavía no tenemos a Adler en casa con nosotros pero los maravillosos médicos y enfermeras de la UCIN están trabajando diligentemente para averiguar por qué el líquido está ahí y determinar la mejor manera de sacarlo. Esta ha sido la semana y media más difícil de nuestra vida", continúa.

Publicación de Danielle Fishel

UNA CHISPA DE ESPERANZA

En un momento tan doloroso, Danielle y Jensen han encontrado un gran apoyo en su familia y amigos, pero sobre todo en ellos mismo, como bien dice la actriz: "Jensen y yo también nos hemos acercado más de lo que creíamos posible y el amor entre nosotros ha crecido exponencialmente, ya que nos hemos apoyado mutuamente durante nuestros momentos más altos y más bajos. Nos sentimos desolados, impotentes e inútiles ya que queríamos seguir nuestro 'plan de parto', uno que no incluía dejar a nuestro hermoso bebé en el hospital durante sus primeras semanas de vida".

En cuanto a la razón por la que el matrimonio ha decidido esperar para anunciar el nacimiento de su primer hijo no tiene nada que ver con la crítica salud del bebé, sino por la presión a la que iban a ser expuestos una vez que se conociese la noticia: "Estamos emocionados de anunciar que Adler está aquí y queremos gritarlo desde los tejados, pero sabemos que publicar sobre su nacimiento y sus complicaciones nos abre a miradas indiscretas, aka paparazzis esperando fuera de nuestra casa, siguiendo todos nuestros movimientos, como muchas veces lo han hecho durante mi embarazo. Ahora mismo somos demasiado frágiles como para soportar eso y rezo con todo mi corazón para que podamos tener algo de espacio mientras pasamos las próximas semanas".

El mensaje de Danielle Fishel termina cargado de esperanza y bonitos detalles sobre Adler, que han enternecido a todas los seguidores de la artista: "No puedo esperar para compartir más detalles sobre él con vosotros (odia tener un pañal sucio durante más de un minuto, le encanta la hora del baño y tiene los estornudos más lindos que he escuchado) y cantar alabanzas a su equipo de atención neonatal, pero prefiero hacer eso cuando Adler está en esta cuna, en nuestra casa, en una fecha aún desconocida". Nada más publicar la noticia, Fishel se ha visto abordada por una oleada de apoyo masiva y miles de palabras de amor por parte de todos aquellos que han conocido la situación. Seguro que el pequeño Adler pronto está en casa, estrenando habitación.