Publicado 08/04/2020 13:15:21 +02:00CET

Fernando Osuna explica en qué punto se encuentra la batalla legal entre Javier Sánchez y Julio Iglesias

Fernando Osuna
Fernando Osuna - EUROPA PRESS

   MADRID, 8 Abr. (CHANCE) -

   Aunque lleva años luchando por que se le reconozca como hijo de Julio Iglesias, Javier Sánchez Santos tendrá que esperar para que resuelva el recurso presentado por el cantante Julio Iglesias, que fue declarado padre de Javier Santos por un Juzgados de Instrucción de la ciudad del Turia. La fecha está programa para el 22 de abril, cuando tres magistrados de la Audiencia Provincial de Valencia resolverían el recurso.

   Igual que muchos otros juicios, este también se ha paralizado ante la grave crisis del COVID-19, y el abogado de Javier, Fernando Osuna, nos explica los motivos y en que punto se encuentra la batalla judicial.

   "El caso de la paternidad del cantante Julio Iglesias va a sufrir un pequeño retraso debido a que no hay notificaciones. Es decir, que los funcionarios no van a trabajar salvo en los casos que haya penas privativas de libertad y detenciones, y también en los casos que haya violencia contra la mujer", comienza explicando el abogado, en referencia a la crisis nacional por culpa del coronavirus, aunque Osuan defiende que la resolución se podría celebrar: "Este caso de Julio Iglesias, cómo es la paternidad, es un asunto civil pues si bien los magistrados se pueden reunir a distancia por teletrabajo para debatir y discutir esa sentencia, que ya se ha ganado y le ha concedido la condición de hijo a Javier Sánchez Santos frente a Julio Iglesias, si esa sentencia se mantiene o por el contrario se revoca. Esa discusión se puede tener a través de los tres magistrados que van a componer esa sección de la Audiencia Provincial de Valencia para resolver este asunto".

   Pero el verdadero problema y el motivo del aplazo surge porque aunque: "Este recurso de apelación que presentó Julio Iglesias contra la sentencia se podría celebrar, pero el problema es que, aunque se tenga esa resolución o esa deliberación. Sin embargo, esa sentencia de apelación no se puede notificar a las partes. Las partes como se saben son el propio Julio Iglesias, su hijo Javier Sánchez Santos y el Ministerio Fiscal. Por esa cuestión, casi seguro que el caso este se aplace o se prolongue un par de meses más", declara convencido, aunque sin perder la esperanza.

   "Nosotros calculamos que, si va todo dentro de la normalidad, pues pudiera estar la sentencia definitiva alrededor del 15 al 22 de junio", asegura Fernando Osuna, que confiesa: "Mi cliente, Javier Sánchez Santos, está tranquilo y deseando que pase todo esto y salga la sentencia ya definitiva. Él está optimista y cree que va a mantenerse esa sentencia y que la Audiencia Provincial le va a dar la razón de nuevo, al igual que le dio la razón el Juez de Primera Estancia de Valencia. Entiende que no hay causa juzgada, es decir, el juicio que se celebró hace cerca de cuarenta años fue un juicio en el que él no intervino porque era pequeño. Intervino su madre con buena fe y con buen criterio, pero él no tuvo esa posibilidad porque era pequeño y no tuvo la oportunidad de defenderse y reclamar su condición como hijo".

   "Sería injusto que ya una vez que haya cumplido la mayoría de edad, que ya pasó hace unos años, no tenga Javier la oportunidad de reclamar con sus propios argumentos la oportunidad de defenderse con esa condición de hijo de Julio Iglesias. Por tal razón, él entiende que la sentencia se va a mantener y que la justicia nuevamente le va a dar la razón porque existen muchísimos argumentos. Hay que tener presente que Javier nació justo a los nueve meses de haber tenido esos encuentros durante una semana en Gerona en la que tuvieron relación Julio Iglesias y su madre, pues justo Javier nació a los nueve meses", continúa defendiendo el abogado, que pone sobre las mesa las pruebas que demostrarían con certeza que Javier es hijo del famoso cantante: "Independientemente de esa cuestión, hay otras muchas pruebas. El mismo Julio Iglesias en su defensa a la demanda admite que sí, que estuvieron juntos durante una semana en Gerona, y justo a los nueve meses nació Javier Sánchez Santos. También hay muchos testigos de esos días que estuvieron juntos y muchísimas otras pruebas. Y la prueba mejor, y la más importante, la negativa de Julio Iglesias a hacerse la prueba de ADN", y sentencia al respecto: "Eso tiene una lectura en los tribunales y le dan la interpretación de no querer colaborar con la justicia porque entienden los tribunales que si el padre, en este caso Julio Iglesias, se hace la prueba de ADN va a dar que sí al 99%".

   Y aunque la resolución se vaya a retrasar, Osuna está convencido de que cuando lo haga será de nuevo favorable para Javier: "Es una salida que tiene y creen que le van a dar la razón y es todo lo contrario. Los tribunales y la normativa castigan mucho esta ocultación, y la negativa de no dar la cara, y de no someterse a las pruebas de AND. Todo eso, pues lleva necesariamente a que la sentencia sea nuevamente favorable a Javier Sánchez Santos", concluye.