Actualizado 13/06/2021 09:59 CET

La Infanta Cristina vuelve a sonreír en su cumpleaños

Archivo - La Infanta Cristina, en una de sus últimas visitas a la capital española
Archivo - La Infanta Cristina, en una de sus últimas visitas a la capital española - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 13 Jun. (CHANCE) -

   Cuanto tiempo apartada de los medios de comunicación, de los eventos familiares, de su vida pública... la Infanta Cristina fue juzgada y sentenciada por la opinión pública, pero lo cierto es que siempre demostró estar al lado de su marido, del hombre que aseguraron que se separaría por no poder aguantar la presión mediática, ni tampoco la realidad de su vida.

   Independientemente de lo que ocurriese en las cuatro paredes del hogar de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, la hija del Rey Juan Carlos I ha demostrado estar a la altura de lo que conlleva una pena de prisión como la que ha tenido su marido. Claro, que ha tenido que pagar un peaje, bastante caro para ser hija del rey emérito y hermana del actual.

   Hoy, la Infanta Cristina cumple 56 años y lo hace con una sonrisa en su casa, todo ha cambiado en su vida, en la de su familia, pero sobre todo en la de su marido y eso es motivo de felicidad para ella y sus hijos que han sido carne de cañón de muchas personas, pero sobre todo del ojo crítico.

   El año pasado, la Infanta Cristina celebraba su cumpleaños en soledad y recordando la última vez que vio a su marido, allá por febrero del mismo año cuando este viajaba hasta Vitoria. Lugar al que se trasladó una vez que obtuvo el tercer grado y con él, una semilibertad. Este año todo será distinto para ella.

Para leer más