Kellan Lutz: "No soy un icono sexual"

Actualizado 15/04/2010 15:36:56 CET
INTERVIEW

LOS ANGELES, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

El hermano de Robert Pattinson en la saga 'Crepúsculo' se quita la camistea en una espectacular sesión de fotos para la revista 'Interview'. Imagen, también, de la marca de ropa interior Calvin Klein, el joven actor estadounidense deja bien claro las razones por las que ocupa millones de vayas publicitarias por medio mundo.

Es uno de los vampiros menos conocidos de la popular saga de 'Crepúsculo'. Sin embargo, después de la publicación de las fotos de Kellan Lutz con las que la revista 'Interview' ilustrará su próximo número, probablemente el actor vea incrementado su número de fans femeninas.

Ya nos dio un pequeño adelanto de su privilegiado físico posando con las últimas propuestas de ropa interior masculina de Calvin Klein. Sin embargo, ahora más que nunca, Kellan Lutz ha sacado a relucir sus abdominales de infarto posando más sexy que nunca para esta revista.

En una sesión de fotos muy caliente, Lutz se quita la camiseta para escenificar un duro entrenamiento en el gimnasio. Después de levantar pesas y entrar en calor, el actor se mete en la ducha para refrescarse.

Con gafas de nadador y chaqueta (que se pone de camino al baño para no coger frío) incluidas, Kellan se coloca bajo el chorro de la ducha, dejando que el agua le recorra todo el cuerpo.

Una sensuales imágenes que seguro despertarán más de una envidia, no sólo entre sus amigos sino también entre sus compañeros de 'Crepúsculo'. De hecho Robert ha declarado en varias ocasiones que le gustaría ponerse algo más fuerte para lucir músculo como ya hiciera Taylor Lautner.

Lutz, sin embargo, prefiere quitarle peso a las declaraciones de varios medios que le presentan como el nuevo Brad Pitt.

"Es divertido que la gente diga que tienes 'sex appeal' o te llamen el nuevo Brad Pitt", explica el actor en la entrevista. "Ni soy un icono sexual ni quiero serlo. ¿sólo porque haya interpretado a un vampiro en la película? Creo que no me lo merezco".

"Si tuviera los mejores abdominales del mundo o me pareciera a Brad Pitt en 'El club de la lucha', vale, pero no pienso dejar de comer. Como lo que quiero y tampoco es que me mate en el gimnasio. Tengo buenos genes", añade.