Publicado 21/02/2020 16:27:44 +01:00CET

Mikaela, la hija de Steven Spielberg que decidió ser estríper

Mikaela Spielberg y su madre
Mikaela Spielberg y su madre - GETTY

   MADRID, 21 Feb. (CHANCE) -

Toda persona debe de buscar su único camino y hacer lo que le llene como ser humano, siempre y cuando se encuentre dentro de unos límites, claro está. Y justo eso está haciendo Mikaela Spielberg, la hija del famoso director Steveb Spielberg, quien ha tomado la decisión de empezar una carrera en el mundo de el porno, o como ella lo llama, entretenimientos para adultos. Como lees, la joven de 23 años le contó la pasada semana a sus padres mediante una videollamada su decisión, quienes se sienten 'intrigados, pero no enfadados'.

"Lo cierto es que me cansé de no poder capitalizar mi cuerpo y de que me dijeran que tenía que odiar mi cuerpo. También me harté de trabajar día tras día de un modo que no satisfacía mi alma. Me apetecía hacer este tipo de trabajo, satisfacer a otras personas. Es algo que me hace sentir bien porque no me siento violada", ha confesado en una entrevista al medio The Sun. La joven, que se considera un animal sexual, no tiene miedo de emprender esta controversa carrera ya que la ve igual de legítima y respetable que cualquier otra.

Fue a principios de febrero cuando Mikaela dio a conocer en sus redes sociales su nuevo modo de vida. Desde entonces, ha publicado diversos vídeos en plataformas sexuales bajo el nombre de Sugar Star y está esperando a que el estado de Tennessee le acredite la licencia de trabajadora sexual para hacer públicos los vídeos y poder trabajar también como estríper. "He lanzado mi propia carrera, autoproducida, en el mundo de entretenimiento para adultos. Que sea algo seguro, sano y consensuado es el objetivo. Mi cuerpo, mi vida, mis ingresos, mis elecciones", ha asegurado en sus redes sociales, haciendo hincapié en que no debe de dar explicaciones por su elección.

La joven afirma que el paso que ha dado es una 'elección positiva, empoderante' y una forma digna de conseguir la independencia económica de sus padres, algo que no le hace sentir cómoda. Además, dentro del terreno sexual tan solo va a trabajar con contenido fetichista y siempre en solitario, ya que consideraría una violación a sus propios límites y una falta de respeto a su prometido, Chuck Pankow, tener relaciones sexuales con otros hombres en la pantalla. "Me he dado cuenta de que no hay ninguna vergüenza en estar fascinado con esta industria y en querer hacer algo sano, seguro y de consenso", finaliza.