Actualizado 23/08/2021 08:42 CET

El padre Ángel desvela cómo está Isabel Preysler tras la muerte de su madre

El padre Ángel ha arropado a Isabel Preysler tras la muerte de su madre, Beatriz Arrastia
El padre Ángel ha arropado a Isabel Preysler tras la muerte de su madre, Beatriz Arrastia - EUROPA PRESS

   MADRID, 23 Ago. (CHANCE) -

   Gran amigo de la familia desde hace años, el padre Ángel ha sido uno de los sacerdotes que, tras conocer la noticia del fallecimiento de la madre de Isabel Preysler, Beatriz Arrastia, se acercó hasta el domicilio de la socialité para oficiar una ceremonia íntima en la la socialité, emocionada, dio el último adiós a su progenitora arropada por sus familiares y amigos más cercanos.

    El sacerdote, tan amable como de costumbre, desvela ahora cómo se encuentra Isabel tras este duro golpe y quién ha estado a su lado en esta dolorosa despedida de uno de los pilares más importantes de su vida, su madre.

   - CHANCE: Tristemente nos ha dejado Beatriz, a madre de Isabel Preysler a los 98 años, cómo ha sido el último adiós.

   - PADRE ÁNGEL: Ha sido una ceremonia muy en la intimidad, estaba la hija y algún nieto, dos nietos creo que había y celebramos la misa con ella, con el cuerpo presente y sé que se ha ido con mucha paz, era una mujer muy religiosa, lo contaba mucho la hija y nada más. Alguien más que está en el cielo protegiéndonos a los que quedamos todavía.

   - CH: Los restos mortales de doña Beatriz descansas en casa de Isabel Preysler.

   - PADRE ÁNGEL: Sí, es algo que muchos deseamos, otros no, morir en casa y ella ha tenido esa oportunidad y sobre todo el irse con los hijos o con alguien que te está acariciando, que está rezando contigo, creo que son de esas muertes apacibles en los que muchos de nosotros nos apuntamos. Por otra parte, lo que yo sabía y después me habían dicho es que era una mujer muy religiosa, murió mirando al cielo.

   - CH: Ha sido por causa natural.

   - PADRE ÁNGEL: Sí, alguna vez cuando veo a un amigo y tiene una enfermedad rara me dice lo peor que tengo es la edad. Es la edad cuando tenemos mucha edad hay que estar preparados y cualquier inconveniente nos puede llevar. Ella era muy fuerte, yo la había visto alguna vez con esa mirada de paz, esos hombres y mujeres que a veces nosotros admiramos tanto en la vida.

   - CH: Se imaginaban ya los familiares y los seres queridos que el adiós de Beatriz estaba tan cerca.

   - PADRE ÁNGEL: No lo sé, creo que fue al final, creo que fue al final porque si es una mujer fuerte, las personas mayores hasta el final suelen ser muy fuertes.

   - CH: Una velada en la intimidad.

   - PADRE ÁNGEL: Si, estaban cuatro o cinco personas.

   - CH: Isabel, don Mario, Tamara y poco más.

   - PADRE ÁNGEL: Casi nadie más.

   - CH: Como estaba Tamara e Isabel, imagino que dolidas.

   - PADRE ÁNGEL: Estaban dolidas, con cara triste, pero yo también creo está esa parte de saber que se ha ido con paz, cuando se nos va un familiar los que estamos tan acostumbrados a que se ha ido tanta gente, sobre todo este año, a veces solos, sin que nadie se despida, el poder contar que alguien te despide, que está junto a ti es distinto a estar solo.

   - CH: En una velada tan íntima, ha habido algún gesto, alguna conmemoración o algo significativo.

   - PADRE ÁNGEL: No, nada, absolutamente nada, en esos momentos lo más importante es el cariño, estar cerca de la gente, pero no ha habido más cosas especiales.

   - CH: Imagino que dada la situación que estamos viviendo, familiares y amigos será más difícil que puedan acudir a despedir a Beatriz.

   - PADRE ÁNGEL: Imagino que por prudencia ahora en los funerales suelen ir muy pocas personas. Imagino, pero tampoco lo sé. Yo no soy de la familia, aunque quiero mucho a la familia y me quieren mucho. Se prevén que cuando pasan este tipo de cosas a veces algunos se reservan para cuando vengan mejores tiempos.

   - CH: Ha pillado a algunos de sus nietos fuera de España.

   - PADRE ÁNGEL: No lo sé, seguro, tenía muchos nietos. Tanto de Isabel como de otros hijos, no lo sé.

   - CH: Isabel ha estado hasta el último momento con su madre.

   - PADRE ÁNGEL: Eso sí se puede decir, hasta el último momento estuvo con ella, estar un hijo con el padre y con la madre cuando se va es una gozada, sobre todo cuando uno tiene tanta edad, cuando también es un hijo o una madre muy joven hay más tristeza. Los hombres que tenemos fe y creemos a veces se suaviza un poco la muerte, hay un más allá, las personas que han sido buenas seguro que está en ese más allá donde iremos algunos, espero.

   - CH: Será incinerada, imagino que también en la intimidad.

   - PADRE ÁNGEL: No lo sé tampoco. No sé los términos en los que se va a desarrollar eso, creo que lo han hecho en la intimidad como quizás lo deseaban ellos.

   - CH: Le ha dedicado algunas palabras Isabel.

   - PADRE ÁNGEL: No, no hemos dicho nada. En estos momentos lo mejor son las miradas.

   - CH: Con una mirada se dice más que mil palabras.

   - PADRE ÁNGEL: Sí.

Cargando el vídeo....