Actualizado 01/12/2021 17:02 CET

Vicky Martín Berrocal presume de su novio y responde a la gran pregunta: ¿se casa?

VICKY MARTÍN BERROCAL
VICKY MARTÍN BERROCAL - EUROPA PRESS REPORTAJES

   MADRID, 1 Dic. (CHANCE) -

Hace muy pocos días veíamos a Vicky Martín Berrocal de lo más enamorada posible con su pareja en el cumpleaños de Tamara Falcó y lo cierto es que también nos llamaba la atención el tipazo que lucía la diseñadora después de haber pedido unos kilos -tal y como nos ha comentado ella- y mostrar un vestidazo de su propia firma que nos enamoraba.

Hemos hablado con ella y nos ha confesado estar muy enamorada de Joao Viegas Soares, solo tiene buenas palabras para él: "Todo lo que necesitaba. Me sacó de una zona en la que estaba bien, pero con él todo está mejor entonces todo lo que suma yo lo quiero en mi vida. Yo quiero cosas que sumen y él suma. Tiene buen corazón, te cuida, es una relación sana y entera y es aquí, hoy y ahora, y cuando me preguntan, ¿te casarás? ¿Pero qué va a pasar mañana? Ahora mismo soy feliz, me gusta donde vivo, me encantaría que él se viniera a Madrid porque a mí me gusta mucho lo mío, pero Portugal me ha acogido bien y él me lo ha hecho fácil. Me lo hicieron fácil los suyos, sus amigos y bueno, somos vecinos".

Ya se habló en su día de una posible boda y lo cierto es que ahora la diseñadora descarta casarse con el empresario portugués y nos explica sus razones: "No sé, no sé qué me deparará la vida. Creo que estoy bien y cuando las cosas están bien, funcionan, me enseñaron que es mejor no tocarlas. No sé, no necesito ningún papel, tengo una edad y el compromiso que yo tengo es de aquí. No va a marcar la diferencia. Si pasa, bien, me encantan las bodas y me encanta vestir a la mujer de blanco, pero si toca no sé, que sea lo que tenga que ser".

Vicky Martín Berrocal también se deshace en halagos al hablar de su hija Alba, con la que además de tener una relación madre e hija buenísima, gozan de una amistad que nos da envidia: "Yo la miro y me gusta ella, me gusta cómo ha aprendido a conocerse y como se conoce, porque se conoce bien y después como madre creo que se nos olvida cuando somos madre que nos preocupamos mucho porque va a estudiar, como son las notas de mi hijo y muchas cosas que son importantes, pero se nos olvida lo principal que es, ¿mi hijo es feliz? ¿Cómo puedo hacer a mi hijo feliz? Yo estoy en un momento en el que estoy muy enfocada en eso. Tú eres feliz, ¿cómo puedo ayudarte para ser mucho más feliz? Eso es lo que hablamos hoy que es como déjame ayudarte a ser feliz".

En cuanto a la mudanza de la joven, la empresaria desvela con quién se ha ido a vivir su hija: "Se han ido a vivir mi hermana y ella juntitas, muy bien y mejor que mejor. No hay nada como estar con alguien que te conoce, que te quiere y es mejor. Hay un dicho que dice mejor sola que mal acompañada, pero en este caso es mejor estar acompañada de alguien que te quiere y la soledad no es buena. A la juventud le encanta sentirse que es mayor y vivir sola, pero alba es muy madura y ha entendido ella sola que quiere vivir con su tía. También estamos hablando que tiene 38 años entonces se llevan nada, se ríen y es una amiga".

Vicky Martín Berrocal, quién trabaja en 'El show de Bertín', explica cómo vivió la comentada entrevista de Kiko Rivera: "Yo le conozco de hace muchísimo tiempo y me parece un hombre con un corazón enorme y fue muy fácil, y luego fue muy generoso con nosotros. Contó muchísimas cosas y las contaba así, tal cual, porque es el ambiente que se crea allí y al final crees que estás con Bertín en su casa y hay a veces que cuentas cosas que dices lo he soltado. Se sienten tan cómodos que al final es lo importante. Yo, que he hecho el programa de Bertín, yo me sentí tan cómoda que había hablado de cosas que no había hablado en mi vida, pero no porque las tuviese ocultas sino porque nadie me las había preguntado o porque no estaba en el ambiente como para hablarlas y tratarlas. Es sentirse cómoda y se sienten muy cómodos, empezamos con humor y terminamos con humor y eso el espectador lo agradece".

La diseñadora ha estado presentando 'Más grande que yo', una campaña que visibiliza la obesidad como enfermedad: "Yo he vivido toda una vida a régimen, mi efecto yoyó es increíble y he hecho barbaridades. He vivido en mis carnes el preguntar qué has hecho para perder peso en dos meses y es una locura porque el efecto rebote ha sido brutal. Además de eso, nunca me he mantenido bien, nunca he estado sana. Era una cuestión de perder, pero cuando hoy me paro aquí es que no es una cuestión física de sentirte bien en una talla, que haya que tener un cuerpo perfecto y yo he defendido a cualquier mujer sea la talla que sea".

Y es que Vicky ha querido recalcar la importancia de tener información al respecto cuando estamos pasando una etapa así: "Yo he tenido una talla 38 y una 46, y he sido feliz, y mi objetivo dedicándome a la moda es vestir a cualquier mujer que entre por la tienda, y me da igual como sea. No miro a nadie mejor o peor, cada uno es libre de ser como quiera ser, pero es concienciar de algo que no tenemos información y es realmente que no es tener kilos, no es querer acercarte a lo que te venden sino que es un tema de salud. Es algo que yo tampoco lo tenía, yo no tenía esa información y no fui consciente hasta que me di cuenta que me afectaba y que me costaba levantarme de un sofá, que no dormía, que subir dos peldaños era una vida, que pasé el covid, me hice una analítica y eso era un descontrol absoluto entonces dije que si no estoy bien ya no puedo dar tumbos".

Cargando el vídeo....