Actualizado 11/06/2024 16:50

Plazo de resolución de Negligencias médicas según Melendos

Archivo -
RACOOL_STUDIO/FREEPIK/MELENDOS 

   MADRID, 11 Jun. (CHANCE) -

   Por la empresa Melendos, especialistas en Negligencias Médicas

   Las negligencias médicas representan una de las áreas más complejas y delicadas del derecho, donde los afectados buscan justicia y compensación por los daños sufridos debido a errores o descuidos en la atención sanitaria.

    Sin embargo, reclamar una negligencia médica es un proceso que puede variar considerablemente en duración, dependiendo de múltiples factores intrínsecos al sistema judicial y al tipo de procedimiento legal iniciado.

   A continuación, y gracias a información proporcionada por la empresa Melendos, especializada en el ámbito del derecho sanitario, indicamos las etapas de la reclamación de una negligencia médica.

El intrincado camino hacia la resolución

Primero, es fundamental comprender que no todas las demandas por negligencia médica son directas o sencillas. Dependiendo de las circunstancias específicas del incidente, un caso puede ser breve y resolverse rápidamente o convertirse en un proceso extenso y complicado. La evidencia no siempre es clara, y el abogado encargado debe evaluar meticulosamente la duración potencial del juicio, influenciada significativamente por el tipo de juicio y la complejidad en la comprobación de las acusaciones.

   Existen diferentes rutas legales dependiendo de si la negligencia ocurrió en un centro de salud público o privado.En el ámbito público, se inicia una reclamación por responsabilidad patrimonial ante la administración correspondiente, que puede optar por negociar y resolver el asunto sin llegar a instancias judiciales.En el sector privado, el proceso sigue la vía civil donde la demanda se dirige contra el centro médico o los profesionales involucrados, y puede prolongarse mientras se recopilan pruebas y se realiza la deliberación judicial.

   No siempre es necesario que los casos lleguen a juicio. En muchas situaciones, se busca un acuerdo entre las partes involucradas para evitar los altos costos y la prolongada duración de los procedimientos judiciales. Estos acuerdos pueden resolver el conflicto en un periodo relativamente corto y son a menudo una solución mutuamente beneficiosa.

   Tiempo estimado para la resolución

La duración de las reclamaciones por negligencias médicas depende significativamente del ámbito en el que se produce la negligencia y de los procedimientos legales que se sigan. En el caso de los centros de salud públicos, cuando la negligencia ocurre en un hospital, ambulatorio o cualquier otra instalación de salud pública y no se alcanza un acuerdo previo, la reclamación se eleva al Tribunal Contencioso-Administrativo. En este escenario, el proceso de resolución puede durar entre dos y tres años. Este tiempo se utiliza para analizar meticulosamente las pruebas y las declaraciones de los testigos, especialmente si los hechos no son evidentes y requieren una evaluación detallada para dilucidar la situación.

   Por otro lado, cuando la negligencia médica tiene lugar en un centro de salud privado, el caso se maneja a través de la vía civil. Este tipo de procedimientos, que también incluye demandas contra funcionarios del centro o incluso contra la aseguradora, típicamente requiere de 18 meses a dos años para llegar a una sentencia. La duración de estos juicios se debe a la necesidad de una exhaustiva recolección y análisis de pruebas antes de que se pueda emitir un fallo.

   Además, en circunstancias donde las consecuencias de la negligencia son extremadamente graves, el caso puede avanzar a la esfera penal. Estos casos, donde se busca no solo una compensación sino también sanciones penales severas como la inhabilitación o la prisión del médico responsable, suelen tener una duración mínima de tres años debido a su gravedad y complejidad.

   Pasos a seguir para reclamar por negligencia médica

Reclamar por una negligencia médica es un proceso complejo que requiere meticulosa preparación y un profundo conocimiento legal. El primer paso esencial es la elección de un abogado especializado en negligencias médicas, ya que este profesional es fundamental para asegurar que el caso se maneje con la seriedad y delicadeza necesarias. Es crucial también conocer los plazos de prescripción para presentar la demanda, que varían dependiendo de si el caso involucra a un médico o una institución en el ámbito público o privado.

   Una vez seleccionado el abogado, el siguiente paso consiste en reunir toda la documentación pertinente que pueda respaldar el caso. Esto incluye registros médicos y informes de tratamiento, entre otros documentos que deben ser proporcionados por el centro sanitario donde se recibió la atención. Un buen abogado no solo asesorará sobre la información crucial que debe recolectarse, sino que también se encargará de realizar un estudio sobre la viabilidad del caso.

   Además, es recomendable acudir a un perito médico que pueda elaborar un informe objetivo determinando si realmente ocurrió una negligencia. Algunos bufetes, como Bley Abogados, ofrecen la colaboración con peritos médicos, lo que facilita este paso y asegura que no haya necesidad de buscar estos profesionales de manera independiente.

   Con toda la documentación y asesoramiento en orden, se inicia el proceso judicial por la vía adecuada, considerando los distintos procedimientos legales disponibles para las reclamaciones de negligencias médicas. El último paso es esperar la resolución o sentencia del caso, que reunirá todos los hechos probados y emitirá un veredicto final. Si la sentencia es favorable, también se determinará la cuantía de la indemnización por los daños sufridos debido a la negligencia. Este proceso, desde su inicio hasta su conclusión, requiere paciencia y la guía constante de un abogado especializado.

   Información remitida por la empresa Melendos

(Información remitida por la empresa firmante)

Contador