El David de Miguel Ángel se viste de Missoni

El David vestido de Missoni.
MISSONI Y EP.
Actualizado 09/09/2010 13:03:31 CET

Por Gloria Vázquez Sacristán

Novedades de la Fashion s Night Out.

La moda y el arte se dan una vez más la mano. Prueba de ello es que los siglos se fusionen en uno, como si de una máquina del tiempo se tratara, y un pudor al más puro estilo Missoni se apodera del David de Miguel Ángel.

Una monumental escultura de 5 metros de altura que representa al David de Miguel Ángel vestido con el clásico tejido en zigzag de Missoni es el primer fruto de la colaboración iniciada entre el escultor español dEmo y la firma italiana de moda. Esta pieza única podrá ser admirada el 9 de septiembre a la entrada de la tienda de Missoni en Madrid (Calle Lagasca, 73) con motivo de la segunda edición de la Fashion's Night Out, que organiza Vogue en la capital española y otras importantes ciudades del mundo entre los próximos días 8, 9 y 10 de Septiembre.

El escultor dEmo (Toledo, 1960), conocido por sus obras coloristas y de estética pop que ha exhibido en espacios públicos de todo el mundo, y el director del Archivo Missoni y responsable de Relaciones Internacionales de la casa Missoni, Luca Missoni, han querido realizar un homenaje al genio artístico de Miguel Angel y al más de medio siglo de tradición textil de la firma italiana. "Esta intervención artística, titulada "Missoni en Movimiento", trata, en palabras de dEmo, de "unir un icono clásico y universal de la belleza ideal, el David, a un icono contemporáneo de la moda, el tejido Missoni".

La escultura, que ha sido ejecutada durante meses por dEmo en su taller de Madrid, tiene las mismas dimensiones que el original de Miguel Ángel y está realizada en fibra de vidrio, acero, poliéster y resinas. Es la primera ocasión en la que Missoni colabora con un artista español. "Llevaba tiempo queriendo realizar un homenaje a la escultura clásica -explica dEmo-, y el David es la primera pieza de esta serie que sale de mi taller, que espero ir completando con otras esculturas que son ya parte del imaginario universal, como la Venus de Milo".

Por su parte, Luca Missoni, máximo responsable de la corriente artística de la firma, representará la noche del evento en Madrid a la mítica familia italiana durante la inauguración de la exposición. Luca Missoni ha sido el encargado de elegir el tejido con el que se ha cubierto la escultura y que proviene directamente de la propia fábrica que Missoni posee en Sumirago, Italia. Colores fucsias, combinados con tonos cremas y neutros simbolizan a la perfección la armonía de una firma que desde 1953 demuestra estar íntimamente ligada al mundo del arte.

Sobre dEmo

La obra de dEmo (Toledo, 1960), que utiliza los lenguajes de la figuración, el arte pop o el expresionismo, reinterpreta elementos cotidianos y rescata objetos o imágenes muchas veces ligados a nuestra infancia. El artista dota a estos elementos perfectamente reconocibles de un fuerte colorido, de formas esquemáticas e ingenuas y de unas nuevas dimensiones y escala que los transforman y descontextualizan radicalmente, lo que provoca en el espectador una sensación de extrañeza, diversión y curiosidad.

Osos, patos, buzos, rinocerontes, vacas, maceteros, robots, e incluso meninas, pueblan el mundo visual de dEmo, cuya máxima aspiración es sacar a la calle todo este universo para disfrute de la ciudadanía. "Intento -explica dEmo- seducir al público con humor, sin perder de vista que la escultura no es un objeto, sino un interrogante y un motor del pensamiento".

Las esculturas de dEmo han sido expuestas en numerosos museos y centros culturales españoles e internacionales, y están presentes en espacios públicos de muchas ciudades. La instalación de sus característicos osos en la Bienal de Venecia, en IFEMA o en el Hotel Palace de Madrid, la de buzos en el IVAM o la de gigantescos patos de goma en la Cibeles en la Noche en Blanco de Madrid son algunas de sus acciones más destacadas. Miami, Johannesburgo, Nueva York y París son algunas de las ciudades que han disfrutado del trabajo de este artista.

Sobre Luca Missoni

Segundo hijo del matrimonio formado por Tai y Rosita, Luca inicia su carrera en el mundo del diseño en 1966. Tras años siendo responsable de las Colecciones de Hombre y de la línea más sport de Missoni, Luca forma, junto a sus dos hermanos Ángela y Vittorio, el equipo directivo de la firma en la actualidad. "Un apasionado creativo, perfeccionista al tiempo que poeta", son algunas de las calificaciones que ha recibido a lo largo de su trayectoria profesional. Luca concibió la muestra retrospectiva conocida bajo el nombre de MISSONOLOGIA en Florencia (1994), seguido de la Historia de Missoni en Gallarate y OPERA en Tokyo. Más recientemente ha sido comisario de la exposición Caleidoscopio Missoni en Gorizia (2006). Creó el sistema de paneles de colores brillantes como característica distintiva del concepto de tienda Missoni. También diseñó el vestuario de Aeros, una producción de danza innovadora en cartel desde enero de 2003.

También es fotógrafo -la verdadera "protagonista de su expresión artística", según explica él mismo- y un adivino de estrellas. Para Luca Missoni, la fotografía siempre ha sido una parte esencial de su investigación visual. La Luna es otra pasión que data de la infancia. Para observar el cosmos utiliza un gran telescopio con el que capta hasta sus más profundos secretos y detalles.

Desde 2001, la Galería Photology de Milán ha presentado su trabajo fotográfico en presentaciones exclusivas y ferias de arte contemporáneo. A partir de 2008 su obra está también representada en la Galería Michael Hoppen de Londres. En agosto de 2002 expuso su obra en una exposición individual en la Galería Arthur Roger en Nueva Orleans. Ha trabajado también con artistas contemporáneos italianos como Vittore Frattini (Spoleto, 2005) y Omar Ronda (Milán, 2005).

Luca vive entre Varese y Nueva York con su esposa Judith, una artista estadounidense, y sus tres hijos: Jennifer, actriz, Miguel Ángel y Magdalena, (1985, 1992, 1996, respectivamente). Más allá de la fotografía y de la astronomía, Luca es un apasionado de los aviones. Es dueño de un avión de dos motores, que pilota frecuentemente en sus continuos viajes y cada vez que tiene la oportunidad se eleva sobre los Alpes suizos en un planeador.