Espaldas al descubierto en la antesala de los Oscar

Actualizado 17/01/2011 14:16:20 CET
Montaje de Eva Longoria, Scarlette Johansson, Anne Hathaway y Selena Gomez en la
EP

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las celebrities quisieron presumir de tipazo en los premios Globos de Oro y, por ello, los vestidos entallados, escotes palabras de honor y asimetrías fueron las notas dominantes en esta edición. En cuanto a los colores, triunfaron el rosa, verde, blanco, negro y dorado, así como los brillos y lentejuelas que ayudaron a teñir la alfombra roja de verdadero glamour.

Las estrellas de cine y televisión se vistieron con sus mejores galas para acudir a la primera entrega de premios del año. Este domingo, 16 de enero, se celebraron en Los Angeles, los Globos de Oro de 2011 y, sin duda, lo que más llamó la atención fueron los escotes, pero por detrás.

Scarlett Johansson, Selena Gomez, Eva Longoria y Anne Hathaway eligieron unos modelitos de mangas con escotes de vértigo en la espalda. La ya ex mujer de Ryan Reynolds nos transportó a los años 40 gracias a un vestido en el color protagonista de esta temporada, el nude, repleto de pailettes, con escote en uve, manga por el codo y tul de la firma Elie Saab. Por su parte, la supuesta novia de Justin Bieber se enfundó en un impactante traje rojo pasión, con tirantes de cadena dorada a juego con un cinturón de las misas características.

Eva Longoria apostó por el elegante color negro. La actriz lució cuerpazo con un diseño de Zac Posen de línea sirena que tenía un pronunciado escote tanto por la parte delantera como también en la espalda. Pero para espaldas al descubierto, la de Anne Hathaway, quien se hizo con un recatado vestido por delante que daba paso a un vertiginoso escote por detrás. Las mangas farol y largas con hombreras completaban el increíble look marrón plagado de lentejuelas de Armani Privé.

El toque de princesitas de cuentos de hadas lo pusieron otras cuatro celebrities. Natalie Portman, quien consiguió el premio a la mejor actriz por 'El Cisne Negro', acudió con un vestido con escote palabra de honor y con un gran pliegue para disimular el embarazo. En rosa palo, de raso y escote corazón, el traje iba adornado con una gran flor en rojo, el mismo color que eligió también para su clutch y sus zapatos.

Por su parte, Sandra Bullock, muy parecida a Scarlett Johansson, estrenó peinado, pelo más oscuro y flequillo recto, derrochó estilo con escote asimétrico y caída tipo atuendo griego. Las lentejuelas plateadas contrastaban con el color nude diseñado y firmado por Jenny Packham. Megan Fox también lució similar a la oscarizada actriz, con un look muy de princesa Disney, en tonos pastel, adornos de pedrería y gran abertura lateral.

Pero para princesas, la protagonista de 'House'. Olivia Wilde, con un vestido de tul marrón adornado con miles de cristalitos y firmado por Marchesa, de éxito asegurado, fue una de las que más deslumbró en todo el evento.

LOS COLORES ESTRELLA

Uno de los colores que más triunfó y más llamó la atención para la noche de los Globos de Oro, fue el verde. Así lo demostraron estrellas del cine como Catherine Zeta-Jones o Angelina Jolie. La primera, posó con un vestido de seda en verde botella de Monique Lhuillier, de escote corazón y abullonado en la parte de la cintura con una cola que bien recordaba al estilo de 'Lo que el viento se llevó'. En cambio, la protagonista de 'The Tourist', combinó discreción con glamour con su traje diseñado por Atelier Versace, repleto de paillettes y de corte clásico y elegante.

Por otra parte, el negro y el blanco, protagonistas en todas las fiestas, tampoco faltaron en este evento. Halle Berry presumió de piernas gracias a un sexy minivestido negro que se intentaba alargar con una falda de gasa superpuesta, Julia Stiles también escogió el color de la noche con un atuendo de tul de una sola manga, con corte sirena y cola, y Kim Kardashian que optó por un entalladísimo palabra de honor que combinó con unos gigantescos pendientes de plata a juego con un anillo.

Nicole Kidman y Jennifer Lopez fueron las embajadoras del color de la pureza. Por un lado, la primera escogió un sencillo y elegante vestido de un solo tirante de Prada. Color y sencillez que competían con las de Jennifer López que marcó curvas con su elección, aportando brillo a la noche gracias a la tela que cubría su escote y sus complementos.

Los hombres, como era de esperar, lucieron el tradicional esmoquin y corbata negra con camisa blanca.