El fotógrafo del calendario Pirelli, acusado de acoso sexual

Terry Richardson
GETTY IMAGES
Actualizado 22/03/2010 19:43:43 CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Es uno de los fotógrafos más reconocidos de la industria de la moda y ha podido saborear el éxito gracias a su colaboración con marcas como Gucci, Tommy Hilfiger, Levi's y Hugo Boss entre muchas otras. Sin embargo, Terry Richardson ha tenido que vivir en sus carnes el lado más amargo de este mundo: varias modelos le acusan de explotación sexual.

La noticia saltó hace unos días y ya son varios los medios británicos y estadounidenses los que se han hecho eco de esta amarga noticia. Terry Richardson, uno de los grandes fotógrafos del mundo de la moda, artífice del calendario Pirelli de este año, ha sido acusado por una famosa modelo de "degradar a las mujeres".

Rie Rasmussen, la modelo en cuestión, acusó al fotógrafo de pervertido por utilizar una serie de fotos comprometidas de modelos menores de edad en 'Terryworld', el libro que publicó en 2004. Entre esas imágenes se encontraban algunas de la propia modelo, según afirma 'The Huffington Post'.

"Le dije (a Richardson) que lo que hace es completamente degradante para las mujeres" explica Rasmussen en unas declaraciones recogidas por la revista 'Grazia'.

"Espero que sepas que sólo (tienes) chicas porque tienes una cámara, muchos contactos en el mundo de la moda y porque publicas tus fotos en 'Vogue'. En vez de discutir conmigo, Terry salió corriendo del bar", sigue explicando la 'top model'. "Al día siguiente llamó a mi agencia para quejarse de que le insulté delante de sus clientes en Paris. Es lo más cobarde que he visto nunca".

Rasmussen criticó, además, en el periódico 'The New York Post' que Terry "elige chicas jóvenes, las manipula para que se quiten la ropa y les hace fotos de las que después se avergonzarán".

MÁS TESTIMONIOS

Sin embargo Rie no ha sido la única modelo que se ha atrevido a denunciar al fotógrafo. Otras modelos también la han querido apoyar y se han sumado a la causa para denunciar el comportamiento pervertido de Richardson.

Jamie Peck o Sarah Hilker son otras de las modelos que no se han querido callar y han querido denunciar al fotógrafo. La primera denuncia en unas declaraciones recogidas por 'Grazia' que Richardson la hacía llamarle 'Tío Terry' y la obligó a ciertas prácticas sexuales durante una sesión de fotos.

"Hice de modelo para Terry Richardson cuando tenía 19 años y ¿sabes qué? me arrepiento de ello", comienza explicando la modelo. "Es el único (fotógrafo) que me ha hecho sentir que necesitaba darme dos duchas".

Más adelante, Peck narra el momento en el que el fotógrafo le obligó a ciertas prácticas sexuales vejatorias. "Me acuerdo de la situación pero, en el mismo momento, fue como estar viendo a otra persona haciéndolo. Alguien que no podía ser yo porque jamás tocaría a alguien tan repugnante".

Sarah Hilker, por su parte, explica cómo, cuando apenas tenía 17 años, acudió a una fiesta en la que Terry inmortalizaba a modelos manteniendo relaciones sexuales con hombres mientras él se masturbaba. En sus declaraciones, recogidas por 'The Hufftington Post', Hilker explica que, al ver el panorama, salió "corriendo por la puerta entre una serie de mujeres borrachas y empresarios" y después tuvo "la peor pesadilla que te puedas imaginar".

SUS DEFENSORES

Sin embargo, también hay modelos que han salido en su defensa y han querido mostrar la otra cara de la moneda. Es el caso de la súper modelo Abbey Lee Kershaw, quien pudo hablar con Richardson poco antes de que saltar a los medios la noticia.

En unas declaraciones el 'Sunday Times Style', Kershaw explica que Terry "no obliga a las chicas a hacer algo que no quieran". "Las chicas se tocan porque quieren hacerlo", explica la modelo de 22 años.

Lo modelo Noot Sear, que trabajó con Terry -vestida- también ha defendido al fotógrafo declarando que es un "tío genial". "No te presiona a hacer nada con lo que tú no te sientas a gusto", añade a 'New York Magazine'

El fotógrafo también ha querido salir en su propia defensa explicando: "Mi regla es que nunca exigiré a nadie algo que no me exigiría a mí mismo. Al principio saco algunas fotos de desnudos, así que yo también me quito la ropa. También le doy la cámara a la modelo y le dejo que me fotografía a mí. Es cuestión de crear el ambiente y conseguir que la gente se relaje. Cuando eso sucede, puedes hacer cualquier cosa".

Según recoge 'Styleite', Terry está completamente "destrozado". Así lo ha escrito en su propio blog en el que, además, añade que todas estas "falsas acusaciones" están llenas de "insensibilidad".

"Me siento afortunado por trabajar con tanta gente extraordinaria a diario. Siempre he sido considerado y respetuoso con la gente a la que fotografiado y veo lo que hago como una colaboración entre mí mismo y la gente enfrente de la cámara", escribe Terry.

"A todos los que me han apoyado a mí y a mi trabajo, estoy muy agradecido. Muchas gracias. Significa Muchísimo para mí".