Joyas para brillar como una diva de Hollywood, sin miedo a que te roben como a Kim Kardashian

Actualizado 06/11/2019 18:49:08 CET
Audrey Herpburn en Desayuno con diamantes
Audrey Herpburn en Desayuno con diamantes - FOTOGRAMA DESAYUNO CON DIAMANTES

   MADRID, 6 Nov. (CHANCE) -

   Los diamantes son los mejores amigos de una chica, cantaba Marilyn Monroe en el clásico Los caballeros las prefieren rubias... y es que si por algo destacaban las divas de Hollywood de la época dorada, a pesar de su belleza natural y descaro, era por sus impresionantes joyas. Imposible olvidar el joyero de Grace Kelly, Sofia Loren o Audrey Hepburn, tan históricos como sus películas.

   Pero, ¿quién puede permitirse los diamantes de Cartier que lucía Monroe?... y desgraciadamente los chicos ya no regalan joyas, lo que por otra parte podría salvarnos de sufrir un atraco como el de Kim Kardashian en París por valor de varios millones de dólares en joyas. Sin embargo, ni sus altísimos precios, ni los ladrones conseguirán que se nos vayan los ojos y deseemos las joyas de las red carpet.

   Pero ya no hace falta que miremos con anhelo las joyas del escaparate de Tiffany como la protagonista de Desayuno con diamantes. Los escaparates de las joyerías españolas deslumbran igual de fuerte y al pasar por el de Luxenter nos han cegado los brillos de las circonitas o sus piedras naturales.

   La línea Atelier destaca a través de la mampara por el colorido de las piedras semipreciosas, combinando luz y color en tonos degradados y con mucha luz. Una de las novedades de la colección son los pendientes Sikka, totalmente combinables con piedras semipreciosas hasta en tres piezas, lo que permite crear una joya única y diferente que ni las actrices del Hollywood dorado.

   Mientras la línea Trendy reinventa las míticas lunas y estrellas de nuestro joyero, con piedras naturales y circonitas multicolor. La línea Momentos para brillar acapara todas las miradas, recuperando el glamour clásico de la ciudad del cine con una colección de fiesta con joyas de gran tamaño y mucho brillo, piezas perfectas para una novia en el gran día de su boda o para recoger un importante premio. Porque aunque según Marilyn los diamantes sean los mejores amigos de una chica, los cristales y las piedras también nos caen muy bien.

Para leer más