Publicado 10/09/2020 10:59:40 +02:00CET

¿A qué se enfrenta Carmen Borrego tras su exclusiva hablando de Rocío Flores?

Carmen Borrego
Carmen Borrego - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 10 Sep. (CHANCE) -

   Está mal que lo digamos así, pero Carmen Borrego la ha liado y mucho. La hija de María Teresa Campos ha hecho una exclusiva para una revista con tirada nacional y ha mostrado su más sincera opinión sobre el conflicto que tiene Rocío Carrasco con su hija, Rocío Flores. ¿El problema? que la hija de Rocío Jurado no ha querido hablar nunca públicamente sobre este distanciamiento con su hija y parece ser que su 'hermanísima' sí lo hace, mostrando, quién sabe, la opinión de Rociíto.

   Como no podía ser de otra manera, Carmen Borrego ha tenido su contestación esta tarde en Sálvame y es que todos los colaboradores, incluido Antonio David, expareja de Rocío Carrasco y padre de Rocío Flores, que no ha podido evitar guardarse lo que le ha provocado leer dicha entrevista.

   La hermana de Terelu Campos lo tiene difícil y es que carece de coherencia profesional, por lo menos delante de la cámara. Siempre que la han preguntado sobre este tema ha contestado con la negación, diciendo que ella no era quién para hablar de ese conflicto, pero no es la primera vez que hace una entrevista previo pago para una revista, eso sí, para exponer su opinión.

   Como no es la primera vez que lo hace, las consecuencia se las sabe de memoria... el plató de Sálvame se subleva y ella, el fin de semana, apela a la cordura y pide respeto porque lo único que ha hecho es contestar a las preguntas de una entrevista y sentirse libre para responder. Y está en lo cierto, pero el fallo que comete es que habla de algo que no la corresponde. Y lo peor de todo, como aseguran algunos, habla en boca de Rocío Carrasco, o, en el peor de los casos, de Fidel Albiac.

   De esta manera, le espera un fin de semana muy duro a Carmen Borrego, quien tendrá que contestar a todos sus excompañeros de programa y hacer frente a la advertencia que le ha dado Antonio David. Y es que le ha pedido por última vez que deje de hablar de su hija, además de avisarla de que va a tomar cartas en el asunto... Una metedura de pata que, sin duda, le va a salir muy caro.

Contador