Fernando Andina: "Trabajo en 'Física o Química' por mi papel en 'Gavilanes'"

El Actor Fernando Andina Posa Sentado Frente A Una Mesa
BEATRIZ VELASCO
Actualizado 28/04/2011 15:06:01 CET

MADRID, 28 Abr. (Por Lara Olmo) -

Fernando Andina, uno de los nuevos fichajes para la nueva temporada de 'Física o Química', interpretará a Enrique en la nueva temporada de la serie juvenil. Será el nuevo director del Zurbarán, y con él llegarán aires estrictos y severos hasta ahora desconocidos en el colegio.

El actor madrileño se ha ido haciendo un hueco en el mundo de la interpretación, y en cuestión de unos años la importancia de sus personajes ha ido en aumento. Tras estudiar en EE.UU, y más tarde en nuestro país, le llegó su primera oportunidad en la pequeña pantalla hace poco más de una década para la conocida serie 'Al salir de clase', y es que la televisión es el medio que más le ha visto crecer como actor.

'El comisario' o 'Sin tetas no hay paraíso' son algunos de sus papeles más destacados, y la participación en 'Gavilanes' ha sido el último paso para recaer finalmente en la serie juvenil por excelencia de Antena3 (con permiso de 'El barco')

- Parece que el trabajo no te falta... Primero fue 'Gavilanes' y ahora 'Física o química'

- Estoy muy contento, más aun con el panorama que hay actualmente. El factor suerte ha sido muy importante, porque estoy rodeado de compañeros de la escuela y de otras series que tienen infinitamente más talento que yo y tienen problemas para encontrar trabajo.

- ¿Crees que tu papel en 'Gavilanes' te ha ayudado para entrar ahora en esta serie?

- Estoy convencido; además el personaje tiene similitudes y vengo de la misma cadena. Cuando me llamaron para este papel sé que conté con apoyos dentro de la cadena y también de parte de la productora que venía de 'El comisario'. Estoy absolutamente convencido de que yo estoy aquí por mi participación en 'Gavilanes'.

- Tus inicios fueron en una serie juvenil ('Al salir de clase') y ahora vuelves de nuevo a una.

- Sí, pero ahora veo las cosas desde otro prisma. En 'Al salir de clase' mi papel no era de estudiante propiamente dicho, pero mi contacto era con ellos, con los más jóvenes. Por entonces yo tenía 23 años y mi personaje tenía 28. Fui el único actor de toda la serie cuyo personaje era mayor que él. Ahora observo a lo chavales y ves las mismas cosas, el mismo comportamiento, las mismas ilusiones...

- Cuéntanos algo de tu personaje.

- Llega al Zurbarán para intentar cambiarlo de arriba a abajo, para que no lo reconozca nadie. Es un tipo que representa al accionariado mayoritario del colegio, que se lo ha estudiado bastante y que lo conoce bien. Llega con las garras fueras, pero se encuentra con un panorama que no entiende en absoluto. No entiende cómo se mantiene en pie el colegio con semejante cachondeo entre profesores y alumnos. Por eso lo que quiere es convertir el Zurbarán en un colegio serio, con alumnos normales. Será el héroe de todos esos padres que critican a la serie y las actitudes que en ella se plasman. Mi personaje es muy inteligente, muy ácido, con gran agilidad mental; se enfrenta a lo que sea y a quien sea.

- Con ese carácter, ¿no saltarán chispas con Ana Milán (Olimpia en la serie)?

- Olimpia es la única antagonista que le hará frente, y eso a él le llama la atención. Por eso habrá mucha trama con ella. Mi personaje no pierde el tiempo con nadie, y con Olimpia pretende no perderlo hasta que ella le planta cara.

- ¿Tiene algo de ti tu personaje?

- A lo largo de mi vida me echaron de once colegios de cuatro países distintos, y Enrique es de matrícula. Lo único que me asemeja a él es que amamos nuestro trabajo, que sentimos pasión por él.

- ¿Qué ocurrió para tener semejante expediente?

- Fueron varias cosas, pero una de las más fuertes fue devolverle un guantazo a un profesor mucho más fuerte de lo que él me lo había dado a mí. De eso hará unos 20 años, y fue en un colegio de Madrid. Ahora parece que es al revés, los profesores tienen que ir con sprays antivioladores al colegio.

- ¿En qué otros países has estado estudiando?

- En Inglaterra, México, EE.UU y Francia, aunque en este último sólo pasé dos veranos. En Inglaterra estuve en un internado con 12 o 13 años, y por aquel entonces todavía estaba permitido usar la violencia sobre los alumnos. Por eso cuando regresé a España ya tenía aprendida la lección.

- Después de haber estudiando en tantos sitios, ¿qué opinión te merece el sistema educativo español?

- Yo me fui a México con 17 años, luego estudié Arte Dramático en Estados Unidos y cuando vine a España continué estos estudios en una escuela privada. Realmente no tengo herramientas suficientes para posicionarme; creo que da igual quien gobierne porque el sistema que pongan unos les parecerá mal a los otros. Supongo que habrá buenos profesores, buenos alumnos y buenos centros, igual que siempre.

- Dices que ves a los chavales de la serie y te sientes identificado. Pero ¿por qué se critica tanto a la juventud?

- Mi abuelo criticaba a mi padre, y seguramente mi bisabuelo le criticaría a él. Dentro de 25 años estos chavales pensarán que sus hijos son unos descerebrados. Siempre ha sido así. Creo que hay tratar a los jóvenes de forma individual y no como grupo. Botellones y drogas ha habido siempre.

- Entre el sistema educativo y español, ¿cuál prefieres?

- Me quedo con ambos. He estado en 11 colegios y he tenido profesores increíbles y otros peores. Eso pasaba en Inglaterra pero también en nuestro país, tanto antes como ahora.