Actualizado 20/06/2020 12:10:39 +00:00 CET

Nando Escribano se despide de la productora de televisión en la que lleva más de diez años trabajando

Nando Escribano attends the Cadena Dial Awards 2014 at the Recinto Ferial Auditorium on March 5, 2015 in Tenerife, Spain.
Nando Escribano attends the Cadena Dial Awards 2014 at the Recinto Ferial Auditorium on March 5, 2015 in Tenerife, Spain. - 2015 GETTY IMAGES / CARLOS ALVAREZ - Archivo

   MADRID, 20 Jun. (CHANCE) -

   A veces, es difícil despedirse de los lugares en los que más feliz has sido. Ayer, entre las risas y las bromas de La última cena, nos llevamos una sorpresa que nadie conocía y que nos ha dejado un poco roto el corazón. Nando Escribano, compañero de Nuria Marín, se despide de la televisión ya que deja la productora, La Fábrica de la tele.

   Era Jorge Javier Vázquez quien anunciaba esta noticia: "Qué pena que no podamos abrazarte ni nada. Te vas de la Fábrica de la tele después de diez años". Una vez en el plató, Nando Escribano, notablemente emocionado, agradecía a la productora lo bien que le han tratado todo el tiempo que ha trabajado con ellos: "Estoy muy contento, he sido muy feliz aquí y seguro que vuelvo, quiero volver, pero bueno, ahora me voy a otras aventuras".

   Lo cierto es que todos los compañeros de Sálvame se quedaban con la boca abierta tras conocer su marcha y Jorge le dedicaba unas bonitas palabras: "Nando eres un profesional maravilloso, eres un compañero buenísimo". Después de esta dedicatoria de halagos, el programa le ponía un vídeo resumen de su paso por la televisión, consiguiendo que le presentador terminase muy emocionado.

   Como no podía ser de otra manera, Nuria Marín entraba en plató para despedirse de su compañero y amigo: "Te lo he dicho en la nota, tienes alas muy alas muy grandes para volar todo lo que tu quieras, ponte un punto en el horizonte y vuela más lejos todavía porque puedes. No mires al suelo, para arriba, al cielo". Sin duda, se trata de una marcha que nos ha dado mucha pena ya que cada vez que Nando aparecía en pantalla, la llenaba con su sonrisa.

Contador