'OT 2018': Tinet Rubira analiza esta edición

Tinet Rubira analiza ?OT 2018'
DAVID ZORRAKINO
Actualizado 12/12/2018 19:18:21 CET

MADRID, 12 Dic. (CHANCE) -

Operación Triunfo 2018 está seindo una de las ediciones más comentadas no solo por el telento musical que hay dentro de la Academia, sino que también por las múltiples polémicas que se han desarrollado entorno al concurso en lo que llevamos hasta ahora.

Sobre el talento musical de los triunfitos y de la acogida por parte del público, hemos podido hablar con Tinet Rubira, realizador del programa y director de Gestmusic, y uno de los encargados de encontrar los verdaderos talentos entre miles y miles de personas que se presentan al concurso para culplir un sueño. Por otro lado, nos explicaba el porqué de que se cambiara el día de la gala y como esto ha podido afectar a las cuotas de audiencia.

Prohibida la reproducción total o parcial de esta noticia, aun citando su procedencia. Puedes disponer de ella contactando con Europa Press Televisión y Reportajes (+34 91 350 08 10).

CHANCE: Este año habéis pasado a los miércoles y no estáis alcanzando los niveles de audiencia del año pasado, ¿por qué no lo cambiáis?

Tinet Rubira: Porque las decisiones de programación corresponden a las cadenas. en la primera edición íbamos los lunes y cuando se planteó una segunda edición, se plateó los miércoles. No hay días buenos ni malos. Cuando estás en el prime time no hay ningún día bueno, pero lo que no podemos hacer es comparar datos de un día con el otro porque es totalmente distinto. Ya de entrada, hay muchísimo más encendido de televisión el lunes que el miércoles. Luego de golpe tú ves que nosotros somos líderes el miércoles, pero no llegamos al no llegamos al 16%. O llegamos al 16% y entonces dices: "¿Dónde está la gente?".

CH:¿Ha pasado poco tiempo entre esta edición y la pasada?

T.R: Sí. Lo que yo digo es que no nos ha dado tiempo a hacer el duelo. "Me he enamorado locamente de estos concursantes y ahora de golpe vienen unos intrusos que quieren ocupar este espacio de mi corazón que lo tengo reservado". Yo creo que sí, esto nos ha penalizado. El Bernabéu fue en junio y nosotros ya estábamos haciendo el casting para empezar en septiembre. Creo que fuimos un poco pegados y esto nos ha penalizado en el sentimiento este de: "Ay, ¿cómo se atreven a hacer una edición tan pegados?". Pero es un sentimiento que luego te lo desmienten los datos y esta es la lástima. Es verdad que en televisión lineal los datos no son tan espectaculares como el año pasado pero, todo lo demás... Lo de Internet si te lo puedo comparar porque estamos haciendo lo mismo, pero lo de televisión no puedo comparar lunes con miércoles. El resto está todo superior.

CH: Este año tienen una capacidad vocal muy buena.

T.R: El casting está bien, el casting es bueno. Lo que ocurre siempre en los casting es que tú nunca sabes si alguien que ha hecho un buen casting después será un buen concursante. Hemos tenido concursantes que han hecho grandes casting y pusimos grandes esperanzas en ellos, que luego en la convivencia: estar encerrados, la presión de las galas... no han hecho que brillen y a lo mejor no han brillado hasta que no han salido de la Academia. O al revés, gente que venía con muchas ganas y Operación Triunfo no les ha dado la oportunidad como, por ejemplo, Mimi, que está triunfando muchísimo a pesar de ser la primera que se fue.

CH: ¿Te dan rabia esas cosas?

T.R: No es que me de rabia, me alegro muchísimo por ella, pero dices: "Mimi, yo creo que hubiese podido dar muchísimo juego dentro", pero la gente me la echó, a la primera de cambio. En cambio, yo siempre digo que Thalía hizo un casting espectacular y luego en la Academia pasó más desapercibida. Y con estos es lo mismo, es como los melones, o sea nosotros hicimos un casting estupendo y tal y, una vez dentro, hay gente que ha despuntado, gente que no ha despuntado... Lo del enganche y el carisma tampoco se sabe hasta que no interactúan. Hay gente muy maja en el tú a tú, pero luego por pantalla produce cierto rechazo. O por pantalla, esta cosa que te atrae en el cuerpo a cuerpo, la pierde. Y al revés, gente que no destaca cuando los ves en persona y luego por la pantalla tienen algo, tienen un aura. Pasa muy a menudo, que esto fastidia a mucha gente en la tele, cuando los ven al natural les dicen: "Eres más guapo en la tele", la gente es tan sincera que lo dice. A veces es así, hay gente que la ves en pantalla y dices: "Joder, no puedo dejar de mirarla", por ejemplo, nos pasaba a todos con Aitana. Que tenía como una luz, incluso la ves en fotos, la ves al natural... Es una chica encantadora y la cámara adora.

CH: ¿Es una élite que ha muerto de éxito? Que venían con los deberes hechos y que saben que van de la mano de Tinet Rubira y GestMusic...

T.R: No, no, no. Nosotros nos hemos encargado, desde el primer momento, de hacerles bajar el souffle y hemos sido muy machacones en decir: "No, esto no garantiza nada, no sabemos si van a haber discos". Ellos estaban incluso un poco asustados y nos preguntaban: "Oye, ¿el programa va bien?". Siempre nos hemos encargado de desactivar esta cosa: "No sabemos si va a haber gira, no sabemos si va a haber discos, no sabemos si vais a ir a firmar, encárgate de las galas". Lo que si veíamos es que, por ejemplo, ellos en las galas seguían evolucionando poco y es que, a lo mejor, es que les pedíamos mucho. Pero ahora tú ves el nivel que tienen en estas dos últimas galas* es un nivel estratosférico. Hacen cosas que parecen ya profesionales. Ves a Natalia, ves a Alba, a Famous y dices: Hostia, es que están haciendo unos numerazos... Ves a Julia mismo o, incluso, a Miki el día que cantó en catalán. Es que los ves en acción y dices: "Hostia, es que son muy buenos". Les faltaba ganarse al público, ganarse esta parte emocional que a lo mejor otros concursantes el año pasado se la ganaron antes. Hay una cosa emocional que te ganan, canten bien o canten mal. Ahora, por ejemplo, estos los admiran porque son muy buenos y seguramente nos ganarán el corazón a partir de hacerlo muy bien.