La influencia humana en los años récord de calor se remonta a 1937

Actualizado 08/03/2016 16:50:06 CET
Calor
UNIVERSIDAD DE MELBOURNE

   MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los seres humanos han provocado los últimos 16 años que batieron registros de calor experimentados en la Tierra, empezando por 1937 como primer ejemplo.

   Los resultados, dirigidos por Andrew King de la Universidad de Melbourne y el Centro ARC de Excelencia para la Ciencia del Sistema Climático, sugieren que sin el cambio climático inducido por el hombre, los últimos años y veranos extremadamente cálidos no habrían ocurrido.

   Se trata de una conclusión que ha sido enmascarada hasta las últimas décadas en muchas áreas por el amplio uso de aerosoles industriales, que tienen un efecto de enfriamiento en las temperatura, otra de las principales conclusiones del documento.

   "Dondequiera que miremos, la señal de cambio climático para los eventos de calor extremo es cada vez más fuerte", dice King. "Recientes años récord de calor a nivel mundial atribuidos a la variabilidad natural resultan casi imposibles sin el calentamiento global de origen humano".

   Los años récord de calor atribuibles al cambio climático a nivel mundial son: 1937, 1940, 1941, 1943-1944, 1980-1981, 1987-1988, 1990, 1995, 1997-98, 2010, 2014.

   "En Australia, nuestra investigación muestra que los últimos seis años y tres últimos veranos con récord de calor quedaron registrados como tales de forma más probable por la influencia humana en el clima."

   "Hemos sido capaces de ver el cambio climático aún más claramente en Australia debido a su posición en el hemisferio sur en el medio del océano, lejos de la influencia de refrigeración de altas concentraciones de aerosoles industriales," dijo King.

   Los aerosoles en altas concentraciones reflejan más calor hacia el espacio, enfriando así las temperaturas. Sin embargo, cuando los aerosoles se retiran de la atmósfera, el calentamiento vuelve rápidamente.

   Este impacto se ve muy claramente por los investigadores cuando observaron cinco regiones diferentes, centro de Inglaterra, Europa central, centro de los Estados Unidos, Asia Oriental y Australia, según el estudio, publicado en Geophysical Research Letters.

   Hubo períodos de enfriamiento, probablemente causado por los aerosoles, en el centro de Inglaterra, centro de Estados Unidos, Europa Central y del Este de Asia durante la década de 1970 antes de que el calentamiento acelerado retornase. Estas concentraciones de aerosoles también retrasaron la aparición de una señal de cambio climático causado por el hombre en todas las regiones estudiadas, excepto Australia.

   Para el estudio, King y el estudiante de doctorado Mitchell Black examinaron los fenómenos meteorológicos que excedieron el rango de la variabilidad natural y usaron la modelización del clima para compararlos con un mundo sin gases de efecto invernadero de origen humano.

Para leer más