Reducción sin precedentes en las lluvias monzónicas desde hace 80 años

Reducción sin precedentes en las lluvías monzónicas desde hace 80 años
LIU YU
Actualizado 17/05/2019 12:42:15 CET

   MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

   Las precipitaciones del monzón asiático de verano han disminuido en los últimos 80 años, un escenario sin precedentes en los últimos 448 años.

   Una nueva investigación utilizó registros de anillos de árboles para reconstruir el monzón asiático de verano hasta 1566. El estudio, publicado en la revista Geophysical Research Letters, encontró que el monzón se ha estado debilitando desde la década de 1940, lo que ha resultado en sequías y crisis regionales.

   La nueva investigación encuentra que los contaminantes atmosféricos producidos por el hombre son probablemente la razón de la disminución. El declive de 80 años en el monzón coincide con el auge actual en el desarrollo industrial y las emisiones de aerosoles en China y el hemisferio norte que comenzó alrededor del final de la Segunda Guerra Mundial, según los autores del estudio.

   Estudios anteriores han analizado las cronologías de anillos de árboles de esta región, pero el nuevo estudio "supera los [estudios de dendrocronología anteriores] en términos del tiempo cubierto y la cantidad de árboles involucrados", dijo en un comunicado Steve Leavitt, un dendrocronólogo de la Universidad de Arizona en Tucson. y coautor del nuevo estudio. "Pudimos reunir casi 450 años de datos de anillos de árboles con una resolución anual clara de un área donde el crecimiento de anillos de árboles se correlaciona muy fuertemente con la lluvia".

   Casi la mitad de la población mundial está afectada por el monzón asiático de verano, que descarta la mayor parte de las precipitaciones del continente en unos pocos meses cortos y torrenciales. Las precipitaciones de verano han disminuido en las últimas décadas, influyendo en la disponibilidad de agua, los ecosistemas y la agricultura de la India a Siberia.

   Los registros instrumentales y de observación de la fuerza del monzón y la precipitación anual solo se remontan a unos cien años. Se necesitan registros de paleoclima a largo plazo para ayudar a determinar si esta disminución se debe a factores antropogénicos como la contaminación por aerosol o la variación natural en el ciclo del monzón.

   El nuevo estudio utiliza un conjunto de 10 cronologías de anillos de árboles recolectadas en la meseta de Loess occidental en el centro-norte de China para rastrear las tendencias de precipitación en los últimos 448 años. En los años más húmedos, los árboles tienden a crecer anillos más gruesos y los registros de precipitación se pueden obtener al medir el grosor y la densidad de las capas individuales.

   "Una de las principales ventajas de usar anillos de árboles para estudiar la precipitación es la resolución anual y la fecha exacta", dijo Leavitt.

   Los anillos de los árboles capturaron períodos de sequía, como el que azotó en 1928 y 1929, lo que llevó a una hambruna generalizada donde más de 500.000 personas murieron solo en China. Los hallazgos también se cotejaron con los registros históricos chinos de plagas de langostas, que tienden a ocurrir en los años de sequía, así como las cronologías de anillos de árboles publicadas anteriormente.

   El nuevo estudio encontró que la tendencia a la disminución de las precipitaciones durante 80 años no tiene precedentes en los últimos 450 años, con más anillos de crecimiento delgados en los últimos 80 años que en cualquier otro período. Antes de la década de 1940, los períodos de sequía tendían a ser intermitentes y más cortos en su duración, sin otras décadas de disminución desde 1566.

   Se cree que varios factores afectan la fuerza del monzón asiático de verano, incluida la variabilidad solar, las erupciones volcánicas y los aerosoles antropogénicos. Los autores del estudio utilizaron modelos climáticos para mostrar que los aerosoles de sulfato, contaminantes atmosféricos que causan neblina, son probablemente el agente forzante dominante que controla el declive del monzón asiático de verano en los últimos 80 años.

   El estudio es un punto de datos importante en la búsqueda en curso para comprender mejor el pasado y el futuro de los sistemas globales de monzones que producen gran parte de la precipitación mundial, dice Liviu Giosan, paleoclimatólogo del Instituto Oceanográfico Woods Hole en Massachusetts, que no participó en el nuevo estudio.

   "Los monzones son muy difíciles de modelar y predecir debido al alto grado de variabilidad regional", dijo. "Para aprender más sobre el futuro, necesitamos entender mejor el pasado", dijo Giosan. "Más de este tipo de estudios que muestran [la actividad del monzón] en regiones enteras nos ayudarán a comprender mejor cómo funciona el monzón asiático de verano en su totalidad, sinópticamente, en todo el continente".