Tormentas pueden dar la puntilla a la inestable capa de hielo antártica

Actualizado 19/07/2019 14:36:38 CET
Frente de hielo de un glaciar antártico
Frente de hielo de un glaciar antártico - OREGON STATE UNIVERSITY

   MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Las tormentas intensas también parecen estar impulsando la ruptura de las capas de hielo en la Antártida, como las temperaturas más cálidas y los cambios en la circulación y salinidad del océano.

   Un equipo de investigación liderado por científicos estadounidenses y coreanos desplegaron tres amarres con hidrófonos adosados en la plataforma de hielo Nansen en el mar de Ross de la Antártida en diciembre de 2015, y pudieron grabar cientos de señales de banda ancha de corta duración que indican la fractura de la plataforma de hielo .

   Los "terremotos" tuvieron lugar principalmente entre enero y marzo de 2016, y el frente de la capa de hielo se convirtió en dos icebergs gigantes el 7 de abril. Lo habían registrado en los últimos siete meses, dicen los investigadores. Los resultados del estudio se publican esta semana en Frontiers in Earth Science.

   "Parece que mientras los icebergs se habían liberado de la capa de hielo principal, se mantuvieron unidos hasta que la combinación de fuertes vientos y una fuerte tormenta de baja presión se combinaron para liberarlos", señaló en un comunicado Bob Dziak, un oceanógrafo investigador de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) y autor principal del estudio.

   "El proceso detrás de la separación de las plataformas de hielo de la Antártida no se comprende completamente, y nuestro estudio sugiere que las tormentas desempeñan un papel poco apreciado en su separación", dijo Dziak.

   El próximo mes de enero, Dziak e investigadores de la Universidad Estatal de Oregón y el Instituto de Investigación Polar de Corea regresarán a la Antártida para reemplazar los tres hidrófonos cerca de Nansen y desplegarán sensores acústicos cerca del glaciar Thwaites, uno de los glaciares más importantes y peligrosamente inestables en el planeta.

   El enorme glaciar ha desarrollado una gran cavidad debido al rápido derretimiento del glaciar debido al cambio climático. Contuvo un estimado de 14.000 millones de toneladas de hielo y la mayor parte se derritió en los últimos 3-4 años. Dado que se piensa que "frena" a otros glaciares, su colapso podría tener un impacto significativo en el aumento del nivel del mar a nivel mundial, así como en la estructura y el medio ambiente de la Antártida Occidental.

   Dziak dijo que los hidrófonos proporcionan una nueva fuente de datos para los científicos que estudian la Antártida.

   "A pesar de que el borde delantero de la plataforma de hielo Nansen se rompió, los icebergs permanecieron en su lugar durante varios meses, por lo que los sensores GPS o las imágenes satelitales no dejaron en claro que una pieza grande de la plataforma había caído", señaló Dziak. "Pero nuestros hidrófonos submarinos grabaron los sonidos del frente de hielo dividiéndose meses antes.

   "Esperamos que el despliegue de sensores submarinos adicionales en la Antártida nos brinde advertencias similares si la plataforma de hielo Thwaites comienza a parir".

Para leer más