El yodo puede estar retrasando la recuperación de la capa de ozono

Actualizado 14/01/2020 10:46:40 CET
Agujero en la capa de ozono sobre la Antártida
Agujero en la capa de ozono sobre la Antártida - NOAA

   MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Pequeños niveles de yodo en la estratosfera pueden explicar por qué parte de la capa protectora de ozono del planeta no se está recuperando tan rápido como se esperaba.

   Un nuevo estudio publicado en PNAS plantea un conjunto de conexiones que vinculan la contaminación del aire cerca de la superficie de la Tierra con la destrucción del ozono mucho más arriba en la atmósfera. Ese ozono de alto nivel protege la superficie del planeta de la radiación que puede causar cáncer de piel y dañar los cultivos.

   "El impacto es quizás del 1,5 al 2 por ciento menos de ozono", explica el autor principal Theodore Koenig, investigador postdoctoral en el Instituto Cooperativo de Investigación en Ciencias Ambientales de la Universidad de Colorado Boulder (CIRES, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, en referencia al ozono de la parte inferior de la capa, alrededor de los trópicos y zonas templadas de la Tierra. "Eso puede sonar pequeño, pero es importante", puntualiza.

   Una capa de ozono ligeramente más delgada significa que más radiación UVB puede atravesar la superficie de la Tierra. Los productos químicos que alguna vez se usaron ampliamente en refrigeración, las latas de aerosol y los disolventes la destruyen.

   Después de que los científicos descubrieran el llamado agujero de ozono estratosférico en la década de 1980, las naciones de todo el mundo firmaron el acuerdo internacional del Protocolo de Montreal para proteger la capa de ozono, limitando la emisión de sustancias químicas que la destruyen.

   "La capa de ozono está comenzando a mostrar signos iniciales de recuperación en la estratosfera superior, pero el ozono en la estratosfera inferior continúa disminuyendo por razones poco claras", advierte Rainer Volkamer, miembro del CIRES, profesor de química de la CU Boulder y autor correspondiente del estudio.

   "Hasta ahora se pensaba que la disminución se debía a cambios en la forma en que el aire se mezcla entre la troposfera y la estratosfera. Nuestras mediciones muestran que también hay una explicación química, debido al yodo de los océanos --explica--. Lo que me parece emocionante es que el yodo cambia el ozono simplemente suficiente para proporcionar una explicación plausible de por qué el ozono en la estratosfera baja continúa disminuyendo".

   Para el nuevo trabajo, Volkamer y sus colegas analizaron datos de varias campañas recientes de investigación atmosférica en la que han participado la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos (NSF) y aviones de investigación de la NASA con instrumentos que podían recoger pequeñas cantidades de yodo y otros llamados halógenos en la estratosfera inferior durante el día. Los halógenos, que son el cloro y bromo, son clave para la destrucción del ozono.

   Koenig asegura que ha sido complicado obtener datos de esta parte de la atmósfera. "Sabíamos que había algo de yodo allí, pero no podíamos asignarle números hasta ahora... Esto es el resultado del avance tecnológico: nuestros instrumentos siguieron mejorando un poco y, finalmente, fue suficiente para hacer mediciones", relata.

   La cantidad de yodo que recogieron en la estratosfera inferior es pequeña, similar a agregar algunas botellas de agua a un gran lago, pero el yodo es extremadamente efectivo para destruir el ozono y, en términos generales, la cantidad que los científicos midieron es suficiente para explicar el nivel de destrucción del ozono en la estratosfera inferior.

   Según la nueva evaluación, el yodo llegó a la estratosfera como resultado de la contaminación del aire en la superficie del planeta.

   El ozono en la superficie de la Tierra es un contaminante que puede dañar los pulmones de las personas. Y cuando la contaminación por ozono interactúa químicamente con la superficie de los océanos, puede "arrastrar" el yodo natural hacia la atmósfera. Otros estudios han demostrado que en la atmósfera inferior, los niveles de yodo se han triplicado en su concentración desde 1950.

   Al parecer, parte de ese yodo está llegando a la estratosfera, donde puede desencadenar el agotamiento del ozono, advierte Koenig. "Esto no debería disminuir la historia de éxito del Protocolo de Montreal, pero aún así, es importante. La estratosfera inferior ya debería haber mejorado, no empeorado. Algo está sucediendo y se está deteriorando. Nuestra hipótesis es que el ozono en la superficie está destruyendo el ozono en la estratosfera", agrega.

   Los investigadores estiman importante ahora estudiar la hipótesis con mayor detalle. Si aumenta la contaminación por ozono en la superficie de la Tierra, por ejemplo, ¿podría desencadenar aún más la destrucción de la capa de ozono de la estratosfera inferior?

   El coautor Pedro Campuzano-Jost, investigador asociado de CIRES, destaca que el éxito del proyecto de investigación se debe en parte al alcance único de la misión ATom (Tomografía Atmosférica) de la NASA, que voló un avión de investigación en todo el mundo, y la misión CONTRASTE (Transporte convectivo de especies activas en los trópicos) de NSF, que detectó radicales de óxido de yodo en la estratosfera.

   "En la mitad de los lugares a los que fuimos nunca antes se habían tomado muestras de aerosoles", añade Campuzano-Jost, y ese es el tipo de oportunidad que conduce a nuevos descubrimientos.

   Volkamer y sus colegas esperan lanzar con éxito una nueva misión para estudiar la química del yodo en mayor detalle, para comprender mejor el futuro de la capa protectora de ozono de la Tierra.

Contador
  • Viernes, 24 de Enero
 

Leídas plus

  1. 1

    La brillante estrella Betelgeuse sigue oscureciéndose sin explicación

  2. 2

    China lanzará su misión a Marte en el mes de julio

  3. 3

    Se cumplen 34 años de la primera y única visita al planeta Urano

  4. 4

    Nueva especie de dinosaurio carnívoro descubierto en Utah

  5. 5

    Virus de hace 15.000 años aparecen en un glaciar tibetano

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista