. Microplásticos encontrados en agua retenida por hojas
Actualizado 09/09/2022 12:47

Microplásticos encontrados en agua retenida por hojas

Un insecto atrapado en un fitotelma
Un insecto atrapado en un fitotelma - KATARÍNA FOGAOVÁ

   MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Por primera vez, microplásticos han sido encontrados en agua atrapada en las axilas de hojas de plantas, durante un estudio de organismos que viven alojados en las mismas.

   Las cardenchas del género Dipsacus tienen hojas opuestas características que crecen en el tallo una encima de la otra en varios niveles. A medida que agarran el tallo, forman estructuras en forma de copa que recogen agua, conocidas como fitotelmas.

   Para su sorpresa, científicos de la Universidad de Presov, Eslovaquia, encontraron fragmentos y fibras de diferentes colores, algunos de hasta 2,4 mm de longitud, que fueron identificados como contaminación por microplásticos.

   "Estos fitotelmas son muy pequeños y tienen una vida útil corta", escriben los investigadores en su artículo, que se publicó en la revista BioRisk. "La pregunta es, por lo tanto, ¿cómo se contaminaron con microplásticos?".

   No se encontraron otras fuentes de contaminantes en el área estudiada, por lo que lo más probable es que los fragmentos y las fibras provengan de una atmósfera contaminada, sugieren. Otra teoría es que los caracoles pueden haberlos transportado desde el suelo o desde otras plantas, dentro o sobre sus cuerpos.

   "El primer hallazgo de microplásticos en pequeños depósitos de agua a corto plazo creados por las plantas es una prueba más de que la contaminación de este tipo se propaga a través de varias vías y probablemente ningún entorno en la Tierra sea seguro, lo que por supuesto hace que nuestro descubrimiento sea bastante desalentador", dicen los investigadores.

   Sugieren que, debido a su abundancia y capacidad teórica para capturar microplásticos del medio ambiente de varias maneras, las hojas de estas plantas podrían ser un buen indicador de la presencia de microplásticos.

   "Por lo tanto, nuestra publicación no solo trae el primer descubrimiento de contaminación microplástica de hábitats de este tipo, sino también la primera propuesta de un nuevo enfoque para el uso de fitotelmas de cardencha y microecosistemas similares proporcionados por plantas (o creados artificialmente), como bioindicadores de la presencia de microplásticos en el medio ambiente, posibles fuentes y vías de su propagación a través del medio ambiente y cambios espacio-temporales en la contaminación por microplásticos".