Actualizado 29/04/2022 11:19

Solo cabe reducir producción para atajar la contaminación por plástico

Contaminación plástica
Contaminación plástica - ÁREA DE APRENDIZAJE DIGITAL NORUEGA

   MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Un grupo internacional de expertos recomienda que la producción de nuevos plásticos debe limitarse para resolver el problema de la contaminación que provoca.

   Los autores argumentan en una carta publicada en la revista 'Science', que todas las demás medidas no serán suficientes para mantener el ritmo de producción y liberación de plástico.

   Tras la histórica decisión de las Naciones Unidas de adoptar un tratado mundial para acabar con la contaminación por plásticos a principios de este año, el 30 de mayo comenzarán las negociaciones gubernamentales sobre el acuerdo. En ellas se debatirá intensamente qué tipo de medidas serán necesarias para acabar con la contaminación del aire, los suelos, los ríos y los océanos con residuos plásticos y microplásticos.

   En su carta, los científicos y expertos aboga ahora por atajar el problema en su origen, regulando, limitando y, a largo plazo, eliminando progresivamente la producción de nuevos plásticos.

   "Aunque recicláramos mejor y tratáramos de gestionar los residuos en la medida de lo posible, seguiríamos arrojando a la naturaleza más de 17 millones de toneladas de plástico al año --afirma Melanie Bergmann, del Instituto Alfred-Wegener de Alemania, iniciadora de la carta--. Si la producción sigue creciendo y creciendo, nos enfrentaremos a una tarea verdaderamente de Sísifo".

   Una investigación publicada en 'Science' en 2020 muestra que las emisiones de plástico sólo podrán reducirse en un 79% en los próximos 20 años si se aplican todas las soluciones disponibles en la actualidad, como la sustitución de algunos plásticos por otros materiales y la mejora del reciclaje y la gestión de residuos.

   "El crecimiento exponencial de la producción es realmente la raíz del problema, y las cantidades de plástico que hemos producido hasta ahora ya han superado los límites planetarios --afirma Bethanie Carney Almroth, de la Universidad de Gotemburgo (Suecia)--. Si no abordamos esto, todas las demás medidas no lograrán el objetivo de reducir sustancialmente la emisión de plástico al medio ambiente".

   Expertos de Alemania, Canadá, India, Noruega, Suecia, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos afirman que la eliminación gradual de la producción de nuevos plásticos a partir de materias primas nuevas debe formar parte de una solución sistémica para acabar con la contaminación por plásticos. Este planteamiento está respaldado por la mejor ciencia disponible en la actualidad y está en consonancia con lo que los expertos políticos y jurídicos propusieron en 'Science' el año pasado, señalan.

   Junto con las medidas para abordar el consumo y la demanda del problema -como los impuestos-, un enfoque global debe abarcar también el lado de la oferta, es decir, la cantidad real de plásticos producidos y puestos en el mercado.

   Según los científicos, la reducción gradual de la producción de nuevos plásticos tendrá muchos beneficios sociales, medioambientales y económicos.

   Sedat Gündogdu, de la Universidad de Cukurova (Turquía), afirma que "la producción masiva también alimenta la transferencia de residuos plásticos del Norte Global al Sur. Un tope de producción facilitará la eliminación de las aplicaciones no esenciales y reducirá la exportación de residuos plásticos".

   "Obtenemos muchos beneficios de los plásticos, pero la reducción de la producción aumentará el valor de los plásticos, impulsará otras medidas para frenar la contaminación por plásticos, ayudará a afrontar el cambio climático y promoverá nuestra transición hacia una economía circular y sostenible", concluye Martin Wagner, ecotoxicólogo de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología.

Contador

Más información