Actualizado 08/07/2016 17:27 CET

La cola fue esencial en el tránsito de peces a animales terrestres

Robot  que imita a los primeros animales terrestres
ROB FELT, GEORGIA TECH

   MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Un robot ha revelado que los primeros animales terrestres recurrieron más de lo pensado a sus poderosas colas para moverse por el barro y la arena hace 360 millones de años.

   Esa es una conclusión de un nuevo estudio de los peces saltarines del fango australianos y un robot inspirado en estos animales.

   Animales análogos al saltarín del fango habrían utilizado sus aletas para moverse por terreno plano, pero para superar pendientes de arena, los animales podrían haberse beneficiado del uso de la cola para impulsarse hacia adelante, según los investigadores.

   Los resultados del estudio, publicado esta semana en la revista Science, podrían ayudar a los diseñadores a crear robots anfibios fiables para moverse a través de las superficies granulares más eficientemente, y con menos probabilidad de quedarse atascado en el barro.

   El proyecto ha implicado a un equipo multidisciplinar de físicos, biólogos y especialistas en robótica del Instituto de Tecnología de Georgia, la Universidad Carnegie Mellon y la Universidad de Clemson. Además de un estudio detallado del saltarín del fango y el desarrollo de un modelo de robot que utiliza la técnica de locomoción del animal, el estudio también examinó las condiciones de flujo y arrastre de materiales granulares representativos, y aplicó un modelo matemático incorporando una nueva física basada en la investigación de arrastre.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   "La mayoría de los robots tienen dificultad para moverse en un terreno que incluye pistas de arena," dijo Dan Goldman, profesor asociado en la Escuela de Física de Georgia Tech. "Hemos tomado nota de que no sólo los peces del fango usan sus extremidades para propulsarse como con muletas en la arena, sino que cuando las cosas se pusieron difíciles, utilizaron sus colas para propulsarse por una pendiente. Nuestro modelo de robot fue solamente capaz de subir pendientes de arena cuando se utilizó de manera similar en coordinación con apéndices de cola", explicó.

   Con base en los registros fósiles, los científicos han estudiado durante mucho tiempo cómo era el movimiento de los primeros animales terrestres, y el nuevo estudio sugiere que sus colas --que jugaron un papel clave en la natación como peces-- actuaron como complemento a la labor de las aletas, especialmente en las cuestas con superficies granulares tales como playas y marismas.

   "Nuestras herramientas de modelado por ordenador nos permiten visualizar y comprender mejor la forma en que la cola adquirió los movimientos de locomoción", dijo Howie Choset, profesor en el Instituto de Robótica de la Universidad Carnegie Mellon.