Actualizado 14/09/2021 17:06 CET

Éxito del ensayo de mezclar gas con hidrógeno para calefacción

Instalación de mezcla de gas con hidrógeno
Instalación de mezcla de gas con hidrógeno - HY DEPLOY

   MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Una mezcla de hidrógeno con gas natural como forma de reducir las emisiones de carbono de la calefacción ha sido probada con éxito en hogares e instalaciones de la Universidad de Keele, en Reino Unido.

   El proyecto, conocido como HyDeploy, pretende usar esta mezcla como reemplazo del gas natural en las infraestructuras de calefacción a gas ya existentes, informa Science X Network.

   Los equipos de prueba se centraron en dos objetivos principales: viabilidad y seguridad. Comenzaron asegurándose de que la adición de hidrógeno al gas natural funcionara con las redes y equipos de gas natural existentes, incluidos los administrados por los usuarios finales. También tenían que asegurarse de que la adición de hidrógeno no dañara el equipo. Las pruebas también implicaron encontrar la proporción de mezcla correcta: los investigadores se decidieron por un 20% de hidrógeno.

SEGURIDAD

   El siguiente paso, asegurarse de que la adición de hidrógeno al gas fuera seguro, fue mucho más complicado. Los investigadores comenzaron probando su mezcla con electrodomésticos de usuario, como estufas y calentadores. Después de no encontrar problemas de seguridad, analizaron las características de la mezcla de gas en sí para comprender mejor cómo funcionaría cuando se usa en una amplia variedad de entornos.

   Descubrieron que sus características de dispersión no eran peores que las del gas natural. Y aunque sus características de inflamabilidad y combustión eran algo diferentes (el hidrógeno se quema más rápido), no encontraron indicios de que conduzca a la introducción de peligros para la seguridad. También encontraron que las diferencias en el flujo no conducirían a más fugas.

   Los equipos de prueba concluyeron que agregar hidrógeno al gas natural era una forma factible y segura de reducir las emisiones de carbono. Luego, el equipo comenzó a probar la mezcla en un entorno del mundo real. Cambiaron las viviendas del campus y otros edificios para usar la mezcla tanto para calentar como para cocinar. Y ahora, tras 18 meses sin incidentes, el consorcio declara un éxito la primera fase del proyecto HyDeploy.

   Desde entonces, el grupo ha iniciado un proyecto de prueba en otro sitio en el Reino Unido que involucra la calefacción de hogares, negocios y escuelas. Está programado para funcionar durante 10 meses. Si tiene éxito, el equipo planea continuar agregando sitios al programa con el objetivo de eventualmente cambiar a toda Gran Bretaña a la nueva combinación.

Contador