Actualizado 24/09/2010 15:18 CET

Un fallo en la ISS impide el regreso de una Soyuz a la Tierra

Nave rusa Soyuz acoplada a la ISS
REUTERS

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia ha informado del aplazamiento del regreso a la Tierra de tres de los seis cosmonautas que se encuentran en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) debido a un fallo técnico en el sello hermético de la plataforma orbital.

Inicialmente, los cosmonautas rusos Alexandr Skvortsov y Mijail Kornienko y la estadounidense Tracy Cadwell a bordo de la nave Soyuz TMA-18 regresaban este viernes a la Tierra, pero la nave rusa no ha logrado desengancharse del muelle de empalme Pirs, en el módulo ruso Svezdá de la ISS.

"Los cosmonautas a bordo de la nave Soyuz TMA-18 han recibido la orden de abrir la escotilla y regresar de nuevo a la ISS, debido a que no es posible realizar la maniobra de desenganche", ha explicado CCVE, según Ria Novosti.

El cosmonauta ruso Fedor Yurchijin a bordo de la plataforma orbital informó al CCVE que en la compuerta donde se engancha la nave Soyuz con la ISS había una tuerca que se soltó de uno de los sistemas de empalme y que "posiblemente esa pieza impidió el desenganche de la nave rusa".

Por su parte, el jefe de la Agencia Espacial rusa Roscosmos, Anatoly Permínov, ha indicado que "el análisis preliminar demuestra que el ordenador de a bordo recibió una señal falsa de que fallaba el cierre hermético".

Además, Permínov ha apuntado que "tienen que entender completamente la razón de la señal falsa y garantizar plenamente que los procesos de movimiento de la operación son seguros". Según la BBC, la NASA ha añadido que el equipo había encontrado una pequeña pieza de equipo dañado y los expertos estaban tratando de averiguar si esto era la causa del problema.

Finalmente, se ha decidido que la maniobra de desenganche y, por tanto, el regreso de los cosmonautas se realice este sábado. "Se podría haber hecho este viernes pero se necesita más tiempo para evitar más riesgos", ha reiterado Permínov.