El grafeno transparente llega a las pantallas táctiles

Actualizado 03/01/2017 14:39:26 CET
OLED luminoso naranja sobre un electrodo de grafeno
FRAUNHOFER FEP

   MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Por primera vez, se ha podido producir electrodos OLED funcionales a partir de grafeno, que pueden ser integrados en pantallas táctiles, donde el vidrio se sustituirá por un polímero transparente.

   El grafeno es considerado un nuevo material milagroso. Las ventajas del compuesto de carbono son impresionantes: el grafeno es ligero, transparente y extremadamente duro y tiene más resistencia a la tracción que el acero.

   Además, es flexible y extremadamente conductivo para el calor o la electricidad. El grafeno consiste en una sola capa de átomos de carbono que se ensamblan en una especie de patrón de nido de abeja. Tiene sólo 0,3 nanómetros de espesor, que es alrededor de cien milésimas de un cabello humano. El grafeno tiene una variedad de aplicaciones, por ejemplo, como pantalla táctil en teléfonos inteligentes.

   El Fraunhofer Institute for Organic Electronics, Electron Beam and Plasma Technology FEP ha sido el artífice de este avance, que deparó unos electrodos OLED con un área de 2 por 1 centímetros cuadrados. "Este fue un gran avance en la investigación y la integración de materiales extremadamente exigentes", dice en un comunicado Beatrice Beyer, líder del proyecto de la FEP.

   La producción de los electrodos OLED tiene lugar en vacío. En una cámara de acero, una placa de oblea de cobre de alta pureza se calienta a unos 800 grados. El equipo de investigación suministra entonces una mezcla de metano e hidrógeno e inicia una reacción química. El metano se disuelve en el cobre y forma átomos de carbono, que se extienden sobre la superficie. Este proceso sólo tarda unos minutos. Después de una fase de enfriamiento, se coloca un polímero portador sobre el grafeno y se corta la placa de cobre.

   Durante el resto del proyecto, las impurezas y defectos que ocurren durante la transferencia del grafeno fino a otro material de soporte para ser minimizado.

   El proyecto cuenta con el apoyo de la Comisión Europea, con un total de 12,4 millones de euros. Los socios industriales del Instituto Fraunhofer son la empresa española Graphenea S.A., responsable de la producción de los electrodos de grafeno, así como la británica Aixtron Ltd., responsable de la construcción de los reactores CVD de producción.

   "Los primeros productos podrían ser lanzados en dos o tres años", dice Beyer. Debido a su flexibilidad, los electrodos de grafeno son ideales para pantallas táctiles. No se rompen cuando el dispositivo cae al suelo. En lugar de vidrio, se utilizaría una película de polímero transparente. Muchas otras aplicaciones son también concebibles: en ventanas, el grafeno transparente podría regular la transmisión de luz o servir como un electrodo en filtros de polarización. El grafeno también puede utilizarse en fotovoltaicos, textiles de alta tecnología e incluso en medicina.

Para leer más