Nuevos materiales líquidos se comportan como cristales

Actualizado 09/02/2017 17:19:08 CET
Experimento de laboratorio
ANU

   MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Científicos australianos han sido capaces de controlar corrientes generadas por las ondas para fabricar materiales líquidos "inimaginables" hasta ahora para nuevas innovaciones tecnológicas.

   El nuevo tipo de material dinámico podría ser revolucionario, similar a otros materiales creados en las últimas décadas que se han utilizado para el encubrimiento de invisibilidad, superlentes y antenas de alta eficiencia, según un comunicado de la Australian National University (ANU).

   El líder del grupo de investigación, el profesor Michael Shats, dijo que las corrientes hacen que un líquido se comporte como materiales con estructuras regulares como cristales. "Es una nueva herramienta increíblemente poderosa nueva que trabajará en la superficie de casi cualquier líquido", dijo el profesor Shats, de la Escuela de Investigación de Física e Ingeniería de la ANU.

   "Al cambiar las ondas, podemos cambiar los patrones de flujo, lo que nos permite controlar a distancia la naturaleza del material".

   Los patrones de flujo se pueden cambiar a voluntad, por lo que los materiales líquidos son más dinámicos y flexibles que los materiales sólidos.

   "Estos patrones de flujo son efectivamente materiales de dos dimensiones en la interfaz entre el líquido y el gas por encima de él", dijo el profesor Shats. La investigación se publica en Nature Communications.

   El autor principal, Nicolas Francois de la Escuela de Física e Ingeniería de la ANU, dijo que cada corriente es como un ladrillo Lego. "Ahora que hemos creado el ladrillo, los investigadores serán capaces de hacer estructuras complejas que no podemos imaginar ahora", dijo.

   "Si se utilizan líquidos conductores, pueden crear una interfaz con propiedades eléctricas diseñadas o, con sustancias biocompatibles, puede guiar microorganismos o atraparlos".

   El equipo observó los patrones de flujo en un tanque de agua generando un patrón de onda con dos osciladores y rastreando partículas de fluido. También modelaron el flujo con simulaciones por computadora y cálculos teóricos.