Actualizado 09/03/2009 20:29 CET

Obama levanta las restricciones a financiar la investigación con células madre

Reuters

NUEVA YORK, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, levantó hoy las restricciones a la financiación de la investigación con células madre y promulgó un memorándum presidencial dirigido a proteger de la influencia política las decisiones que tome el Gobierno en relación con temas científicos.

Sin embargo, Obama incidió en que esta medida no "abrirá la puerta" a la clonación de humanos, la cual, a su juicio, es "peligrosa, es profundamente errónea y no tiene lugar" en la sociedad estadounidense ni en "ninguna sociedad".

El presidente destacó que la investigación con células madre tiene un enorme potencial para entender y tratar mejor muchas enfermedades y circunstancias devastadoras. A su juicio, Estados Unidos debería asumir un papel líder en este campo.

"En los últimos años, en lo que concierne a la investigación con células madre, nuestro Gobierno, en lugar de promover los descubrimientos, ha obligado a hacer lo que yo veo como una falsa elección entre la ciencia sana y los valores morales", dijo en alusión a la Administración encabezada por su predecesor directo en el cargo, George W. Bush.

"En este caso, creo que ambas cosas no son contradictorias (...). Deberíamos continuar con esta investigación (...). El potencial que ofrece es muy grande y, con unas pautas adecuadas y un control estricto, se pueden evitar los peligros" que entraña, manifestó Obama.

NO MEZCLAR POLÍTICA Y CIENCIA

Además, el memorándum presidencial ordena a la Oficina de Políticas Científicas y Tecnológicas que "desarrolle una estrategia para restablecer la integridad científica en el proceso de toma de decisiones del Gobierno", explicó Obama.

En este sentido, señaló que el objetivo es garantizar que la nueva Administración basa sus políticas públicas "en la ciencia más sana"; que designa a sus asesores científicos basándose en "sus credenciales y su experiencia, y no en sus creencias políticas o su ideología"; y que se muestra "abierta y honesta" ante el pueblo estadounidense respecto a los criterios científicos que respaldan sus decisiones.

La orden ejecutiva proclamada por Obama revoca una restricción que impuso Bush el 9 de agosto de 2001 y que limita la financiación del Gobierno federal a 21 líneas celulares que ya existían entonces. Muchos enmarcaron esta decisión de Bush en una tendencia a permitir que la ideología política influya en las decisiones científicas.

Una gran parte de la comunidad científica cree que, gracias a su capacidad de convertirse en cualquier célula del cuerpo, las células madre pueden permitir la aplicación de terapias nuevas para muchas enfermedades, como la diabetes, el Parkinson o la parálisis. No obstante, la investigación en este ámbito es muy controvertida porque las células se obtienen a partir de la destrucción de embriones, un procedimiento que muchos consideran inmoral.

La orden de Obama no entra en detalles, de cuya concreción se encargarán los Institutos Nacionales de Salud, que dispondrán de 120 días para desarrollar las pautas que se aplicarán para estudiar las peticiones de financiación federal. Estas pautas deberán determinar cuestiones tan polémicas como, por ejemplo, cómo habrá que obtener el consentimiento de los donantes de los embriones.