Actualizado 23/12/2011 11:20:30 +00:00 CET

Reordenamientos genémicos aceleraron la evolución de los animales domésticos

Gallina Silkie De China
BENJAMINT444/WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los cambios genéticos que subyacen a la evolución de nuevas especies son aún poco conocidos. Por ejemplo, se sabe muy poco acerca de los cambios fundamentales que han ocurrido durante la evolución humana. Ahora, un nuevo estudio genético sobre animales domésticos, publicado en 'PLoS Genetics', describe cómo una reordenación genómica compleja causa un fenotipo fascinante en pollos.

En el estudio, investigadores de genética de la Universidad de Uppsala, la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas, la Universidad Estatal de Carolina del norte y la Universidad Nacional Chung Hsing, han investigado las bases genéticas de la fibromelanosis, una característica de la gallina china Silkie (en la imagen).

Esta característica implica una expansión masiva de células pigmentarias, que no sólo hacen que la piel y las plumas sean negros, sino también los órganos internos. Pollos de apariencia similar a la Silkie fueron ya descritos por Marco Polo durante su visita a China en el siglo XIII, y las aves Silkie tienen una larga historia en la cocina y la medicina tradicional china.

Según el autor del estudio, Ben Dorshorst, el cambio genético que causa fibromelanosis es una reorganización compleja que conduce a una mayor expresión de la endotelina 3, un gen que conocido por promover el crecimiento de células pigmentarias.

El grupo de investigación ha señalado que una serie los reordenamientos genómicos han contribuido significativamente a la rápida evolución de los animales domésticos. Tenemos buenas razones para creer que tales reordenamientos también han desempeñado un papel importante en la evolución de otras especies, incluidos nosotros mismos, concluye Andersson.

Los investigadores también estudiaron otras razas de pollo en los que la fibromelanosis ocurre, incluyendo la raza Bohuslän-Dals svarthöna de Suecia, observando que todas las razas en las que tiene lugar la fibromelanosis poseen exactamente la misma mutación rara.

Este hallazgo es consistente con la evidencia anecdótica que sugiere que esta raza sueca de pollo heredó su color negro del tejido conectivo de los pollos de Asia que fueron llevados a Noruega por un marinero desde el este de Asia hace siglos. Es obvio que los seres humanos han tenido un gran efecto e la diversidad biológica de los animales domésticos, concluye Leif Andersson.