VeriPol, el detector de mentiras en formularios de denuncia

Actualizado 26/10/2018 17:44:06 CET
Inteligencia artificial
PSHERE

   MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Científicos de Gales y España han desarrollado Veripol una herramienta informática que puede detectar si alguien ha presentado una declaración policial falsa basada únicamente en el texto incluido en el documento.

   Mediante una combinación de análisis automático de texto y técnicas avanzadas de aprendizaje automático, la herramienta ha podido identificar con éxito informes de falsos robos con una precisión de más del 80%.

   VeriPol ahora se ha implementado en toda España para ayudar a apoyar a la policía e indicar dónde son necesarias más investigaciones.

   La herramienta es específica para los informes de robo y puede reconocer patrones que son más comunes con declaraciones falsas, como los tipos de artículos denunciados como robados, detalles más finos de los incidentes y descripciones de un autor.

   El equipo de investigación, que incluyó a expertos en ciencias de la computación de la Universidad de Cardiff y la Universidad Carlos III de Madrid, cree que la herramienta podría ahorrarle tiempo y esfuerzo a la policía al complementar las técnicas de investigación tradicionales, al mismo tiempo que disuadió a las personas de presentar declaraciones falsas en primer lugar.

   Los resultados del estudio han sido publicados en la revista académica Knowledge-Based Systems.

   En muchas partes del mundo, la presentación de una declaración policial falsa es un delito que conlleva serias consecuencias, como penas de cárcel y fuertes multas.

   Las declaraciones falsas no solo contaminan las bases de datos de la policía y dañan los resultados de las investigaciones criminales, sino que también desperdician cantidades significativas de recursos públicos que podrían dedicarse a perseguir otros delitos.

   Sin embargo, los informes falsos son muy comunes, especialmente en la denuncia de delitos de bajo nivel como el robo.

   VeriPol se basa en parte en un proceso conocido como procesamiento del lenguaje natural, una rama de la inteligencia artificial que ayuda a las computadoras a entender, interpretar y manipular el lenguaje humano. Por ejemplo, la herramienta informática utiliza algoritmos para identificar y cuantificar varias características en el texto, como adjetivos, acrónimos, verbos, sustantivos, signos de puntuación y números y cifras.

   Los informes policiales históricos que se sabía que eran falsos se han alimentado a través de VeriPol para que pueda codificar cada uno y comenzar a "aprender" los patrones específicos.

   Un estudio inicial de más de 1000 informes policiales de la Policía Nacional española mostró que VeriPol era "extremadamente eficaz para discriminar entre informes falsos y verdaderos", con una tasa de éxito de más del 80%.

   VeriPol identificó una serie de temas que eran comunes entre los informes de falsos robos, entre ellos: declaraciones más breves que estaban más centradas en la propiedad robada que en el incidente; la falta de detalles precisos sobre el incidente mismo; detalles limitados del atacante; y la falta de testigos u otras pruebas sólidas, como ponerse en contacto con un oficial de policía o un médico inmediatamente después del incidente.

   "Como ejemplo, nuestro modelo comenzó a identificar declaraciones falsas donde se informó que ocurrieron incidentes por detrás o donde los agresores llevaban cascos", dijo el coautor del estudio Jose Camacho-Collados, de la Facultad de Ciencias de la Computación de la Universidad de Cardiff.

   VeriPol fue objeto de un estudio piloto de la vida real en las zonas urbanas de Murcia y Málaga en España en junio de 2017. En solo una semana, se detectaron 25 casos de falsos informes de robo en Murcia, lo que provocó el cierre de los casos, y otros 39 fueron detectados y cerrados en Málaga.

   En comparación, en el transcurso de ocho años entre 2008 y 2016, el número promedio de informes falsos detectados y casos cerrados por agentes de policía en el mes de junio fue de 3,33 para Murcia y 12,14 para Málaga.

   Después de que VeriPol asignara una alta probabilidad de falsedad a los informes y los demandantes fueran interrogados, se cerró alrededor del 83% de los casos.

   "Nuestro estudio nos ha dado una visión fascinante de cómo la gente miente a la policía, y una herramienta que se puede utilizar para disuadir a las personas de hacerlo en el futuro", continuó el Camacho-Collados.

   "Los agentes de policía de toda España ahora están usando VeriPol e integrándolo en sus prácticas de trabajo. En última instancia, esperamos que al mostrar que la detección automática es posible, disuadirá a las personas de mentir a la policía en primera instancia", dijo.