Una exoluna, explicación a los oscurecimientos de la estrella de Tabby

Actualizado 16/09/2019 18:08:14 CET
Estrella de Tabby
Estrella de Tabby - NASA/JPL-CALTECH

   MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Astrónomos de la Universidad de Columbia atribuyen a una exoluna en descomposición los misteriosos e inexplicados oscurecimientos en la conocida como Estrella de Tabby.

   En un nuevo artículo publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, astrofísicos liderados por Brian Metzger, explican que estos eventos serían resultado de un disco de escombros, --tomado de una exoluna en desintegración--, que se está acumulando en órbita de la estrella, bloqueando su luz a medida que el material pasa entre la estrella y la Tierra.

   "La exoluna es como un cometa de hielo que se evapora y arroja estas rocas al espacio", dijo Metzger, profesor asociado de astrofísica en la Universidad de Columbia e investigador principal del estudio. "Eventualmente, la exoluna se evaporará por completo, pero la luna tardará millones de años en derretirse y ser consumida por la estrella. Somos muy afortunados de ver que este evento de evaporación ocurra".

   La Estrella de Tabby, también conocida como KIC 8462852 o Estrella de Boyajian, lleva el nombre de Tabetha Boyajian, la astrofísica de la Universidad Estatal de Luisiana (LSU) que descubrió el inusual comportamiento de atenuación de la estrella en 2015. Boyajian descubrió que la Estrella de Tabby ocasionalmente baja en brillo, a veces solo por 1 por ciento y otras veces hasta en un 22 por ciento, durante días o semanas antes de recuperar su brillo. Un año después, el astrónomo de LSU Bradley Schaefer descubrió que el brillo de la estrella también se está volviendo más débil en general con el tiempo, disminuyendo en un 14 por ciento entre 1890 y 1989.

   Los científicos de todo el mundo han propuesto una variedad de teorías, que van desde tormentas de cometas hasta "megaestructuras" alienígenas, para explicar las caídas de brillo a corto plazo, pero recientemente acordaron un culpable mucho más mundano: el polvo.

   Como un exoplaneta destruido por fuertes interacciones o colisiones con su estrella madre, explicó Metzger, la exoluna que orbita el exoplaneta puede volverse vulnerable a la atracción de la estrella central del sistema. La fuerza puede ser tan grande que la estrella arranca una exoluna de su planeta, haciendo que choque con la estrella o sea expulsada del sistema.

   Sin embargo, en un pequeño porcentaje de casos, la estrella roba la exoluna y la coloca en una nueva órbita a su alrededor. En esta nueva órbita, la exoluna helado y polvoriento está expuesto a la radiación de la estrella que desgarra sus capas externas, creando nubes de polvo que eventualmente son expulsadas al sistema solar. Cuando esas nubes de polvo pasan entre la estrella y la Tierra, se observan caídas intermitentes de brillo.

   Esto explica la atenuación inconsistente a corto plazo, pero los investigadores han tenido más dificultades para explicar el desvanecimiento general a largo plazo, informa Phys org.

   El equipo de Columbia sugiere que la Estrella de Tabby secuestró una exoluna de un planeta cercano, desaparecido hace mucho tiempo, y la puso en órbita alrededor de sí mismo, donde ha sido destrozada por una radiación estelar más fuerte que la que existía en su antigua órbita. Los trozos de las capas exteriores polvorientas de hielo, gas y roca carbonosa de la exoluna han podido resistir la presión de expulsión de la radiación que expulsa nubes de polvo de grano más pequeño, y el material volátil de grano grande ha heredado la nueva órbita de la exoluna alrededor de la Estrella de Tabby, donde forma un disco que bloquea persistentemente la luz de la estrella.

   La opacidad del disco puede cambiar lentamente, a medida que las nubes de grano más pequeño pasan a través y las partículas más grandes atrapadas en órbita se mueven desde el disco hacia la Estrella de Tabby, y finalmente se calientan tanto que se derriten y caen sobre la superficie de la estrella.

   En última instancia, después de millones de años, la exoluna que orbita la estrella de Tabby se evaporará por completo, sugieren los investigadores.