Japón lanza un rover explorador a la superficie del asteroide Ryugu

Actualizado 03/10/2019 14:59:30 CET
Aspecto del rover MINERVA II2 tras separarse de la sonda Hayabusa 2
Aspecto del rover MINERVA II2 tras separarse de la sonda Hayabusa 2 - JAXA

   MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La sonda espacial japonesa Hayabusa2 ha lanzado un explorador robótico, con destino a la superficie del asteroide Ryugu, última tarea de la sonda antes de su regreso a la Tierra.

   El Minerva-II2, un pequeño vehículo conectado al Hayabusa2, comenzó a descender hacia la superficie del asteroide Ryugu alrededor de las 16.00 UTC del 2 de febrero, ya día 3 en Japón. Su tarea principal será investigar la gravedad del asteroide.

   Observar el descenso del explorador a la superficie será la última misión de la sonda antes de que abandone el asteroide en noviembre o diciembre, dijo la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), citada por The Mainichi.

   Hayabusa2, que se encargó de obtener pistas sobre la formación del sistema solar y el origen de la vida, está programado para regresar a la Tierra a fines de 2020.

   El rover, que se separó de la sonda espacial a 1 kilómetro por encima de la superficie del asteroide, orbitará alrededor del ecuador de Ryugu unas ocho veces durante cinco días antes de aterrizar en la superficie.

   Hayabusa2 permanecerá aproximadamente de 8 a 10 kilómetros por encima del asteroide para tomar imágenes con sus cámaras.

   El rover es el último de los tres exploradores que componen los vehículos robot Minerva-II instalados en Hayabusa2. Los primeros dos rovers aterrizaron con éxito en el asteroide en septiembre del año pasado y tomaron imágenes de su superficie rocosa.

   La agencia espacial dijo que ha renunciado a las observaciones de superficie de Minerva-II2 debido a problemas técnicos y cambió su misión a la investigación de la gravedad del asteroide.

   Lanzado en diciembre de 2014 desde el Centro Espacial Tanegashima en el suroeste de Japón, Hayabusa2 llegó a Ryugu en junio del año pasado. La sonda aterrizó en Ryugu dos veces y logró recolectar las primeras muestras de subsuelo de asteroides en julio después de crear un cráter artificial en abril disparando un proyectil de cobre al asteroide. El objetivo último será traerlas a la Tierra.

Para leer más